La autocrítica en las instituciones ha permitido la búsqueda y el perfeccionamiento de las normas y leyes electorales en favor de la democracia que se da en un país en constante cambio político, afirmó Arely Gómez González.

La titular de la Fepade señaló que sin embargo no se olvida que aún quedan reformas pendientes que buscan el acuerdo de todos los mexicanos.

Al participar en el foro "La Fepade: lecciones y propuestas de su labor en la democracia mexicana" realizado en las instalaciones del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), dio a conocer que de 2007 a 2010 la Fiscalía ha iniciado 3,384 averiguaciones previas por delitos electorales.

De ellas, agregó, se ha ejercitado acción penal en 2,061 y la mayoría de éstas son por alteración al padrón electoral, lo que representa el 70 por ciento.

En segundo lugar están los delitos relacionados con la credencial de elector y por último el destino ilegal de los fondos de los candidatos.

Gómez González precisó de las 2,061 acciones penales ya se llevan 500 resoluciones condenatorias en primera instancia, a pesar de un proceso mínimo de cuatro años para su resolución y destacó que su sustento es tan completo que no permite su disolución por amparo.

La funcionaria comentó que a pesar de los logros obtenidos, son indispensables los comentarios, las críticas y sobre todo las reformas pendientes ya que "asumimos el reto de utilizar un nuevo marco legal con el que seguiremos actuando en favor de la democracia, porque para nosotros, ésta es un rumbo y vamos por él".

En el evento participaron Alfonso Pérez Daza, director general de Averiguaciones Previas y Control de Procesos en Materia de Delitos Electoralesm, y Arturo Núñez Jiménez, vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Además asistieron Flavio Galván Rivera, magistrado de la Sala Superior del TEPJF; Marco Antonio Baños, consejero del IFE, y Salvador Sandoval Silva, director general jurídico en Materia de Delitos Electorales, entre otros.

/doch