La estadística que se lleva sobre los homicidios en México mantiene diversas deficiencias que apuntan a causas que van desde mala capacitación del personal que procesa los datos hasta un subregistro intencional, alertó México Evalúa.

La ONG presentó su estudio Fallas de Origen 2019: Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal, en el que se establece que en promedio las estadísticas de homicidios culposos y dolosos (es decir, accidentales e intencionales) tienen un promedio de confiabilidad en México de 7.62 en una escala de 0 al 10, en donde 10 significa una alta confiabilidad de los datos.

El estudio fue construido a partir de analizar factores como calidad de los datos, irregularidades en la clasificación de homicidios y tendencias y correlaciones entre las estadísticas de homicidios culposos y dolosos, entre otros.

En este contexto, el Estado de México fue la entidad peor evaluada, con un puntaje de 2.5, mientras que la mejor evaluada fue Colima, con 9.57.

El Estado de México es el caso “más emblemático” de las irregularidades sobre el conteo de los homicidios en los estados del país, indicó la ONG en su estudio.

“Primero, muestra la tercer mayor diferencia entre las defunciones por homicidio y los homicidios dolosos reportados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), incluso considerando el factor promedio de víctimas por carpeta de investigación. Segundo, cuenta con el mayor número de irregularidades entre los homicidios culposos que reporta”, se lee en el documento.

Los datos para Edomex precisan que hay irregularidades, como que los homicidios culposos (incidentales) no evolucionan de manera aleatoria.

“En dicha evolución (de los datos de homicidios culposos entre 1997 y el 2018) se pueden apreciar dos saltos de niveles importantes. Debido a estos saltos de nivel tan grandes, se colige que la entidad solía reportar muchos más homicidios culposos entre 1997-2007”, dicta el documento.

En contraparte, sobre Colima el estudio destacó que hay poca diferencia entre los homicidios reportados por el SESNSP y el Inegi.

Evaluación de datos con ONU

En la presentación del documento, Keila Morales, funcionaria del Centro Nacional de Información (CNI) del SESNSP —área encargada de procesar la estadística criminal del país—, informó que ha iniciado un estudio sobre la calidad de los datos en materia de incidencia delictiva en el que participa la Oficina para la Droga y el Delito de Naciones Unidas (ONUDC).

“El objetivo es que el CNI revise los instrumentos de registro de las carpetas de investigación iniciadas y la ONUDC revise el proceso de producción estadística en las 32 procuradurías y fiscalías”, detalló.

El caso de la CDMX

Al inicio de la administración de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se acusó que en la gestión pasada, encabezada por Miguel Ángel Mancera, hubo un subregistro de los delitos que se cometían en la capital.

En entrevista, el director del programa de Seguridad de México Evalúa quien también coordinó el estudio, David Garay, indicó que al analizar la incidencia delictiva de CDMX se encontraron ciertas anomalías, aunque éstas se suscitaron en su mayoría entre 1997 y el 2008.

“Si contáramos sólo del 2008 a la fecha, Ciudad de México habría tenido una mejor calificación”, aseguró. En el estudio presentado por la ONG, Ciudad de México obtuvo 7.20 puntos, por debajo del promedio nacional, lo que la colocó en el lugar 21 entre las 32 entidades.

Una de sus peores evaluaciones la obtuvo en la calidad de los datos, en donde tuvo una calificación de 6.67 puntos.