El Subcomité de Naciones Unidas para la Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (SPT) visitará México en 2016; este órgano está facultado para es constatar, in situ, las situaciones y factores que generan riesgo de tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes en el país que visita, así como identificar las mejores prácticas que se necesitan para prevenir la comisión de esas violaciones y emitir las respectivas conclusiones y recomendaciones con esos fines.

El SPT, realizó una visita previa a México -celebrada del miércoles 27 de agosto al viernes 12 de septiembre de 2008- en la que los expertos observaron que las legislaciones primaria y secundaria en materia de tipificación del delito de tortura no se adecúan plenamente a los estándares internacionales en la materia.

Dentro del de los procesos penales en México, la delegación constató que es el órgano acusador, es decir el Ministerio Público, el que tiene bajo su custodia a la persona inculpada durante un lapso de tiempo importante, en el que normalmente se le entrevista y se le toma declaración. Esa normativa y práctica, no sólo no se adecúa a los estándares internacionales que establecen que la declaración del imputado debe ser recibida ante autoridad "judicial" competente sino que además facilitan un escenario de riesgo de que se cometan actos de tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes para obtener información, prueba o declaraciones de manera contraria al debido proceso legal y a la integridad física y psíquica de las personas .

En lo relativo a la situación de las personas privadas de libertad, el informe del STP de ese momento, señaló que, los miembros constataron que el número real de casos de tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes no coincidían con la cantidad de denuncias presentadas ante las comisiones de derechos humanos y los agentes del ministerio público. Los miembros de la delegación observaron que tampoco hay una correlación entre las denuncias presentadas por esos delitos y los resultados de las investigaciones.

De acuerdo con información del SPT, una delegación visitará nuevamente México, a partir de la segunda mitad de 2016. Esta visita ocurre, luego de una diferencia de opiniones ocurrida entre el 2014 y el año en curso entre el relator especial de Naciones Unidas contra la Tortura, Juan Méndez y el gobierno mexicano, debido a que el experto en materia de derechos humanos indicó que la tortura era generalizada en el país durante el momento entre la detención de personas y su puesta a consignación.

[email protected]

mfh