El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este miércoles que se llevará a cabo una subasta de joyas los días 14 y 15 de diciembre.

Ricardo Rodríguez Vargas, titular del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado dijo que será una mega subasta para aprovechar que viene la época de regalos por Navidad. Indicó que se subastarán 4,578 piezas de joyas, vehículos de lujo, residencias y otros artículos; por ejemplo un collar de oro blanco valuado en un precio de salida de 325,000 pesos.

Por su parte el Presidente López Obrador indicó que los recursos obtenidos serán destinados para la construcción de caminos de concreto en La Yesca, Nayarit, y Atarjea, Guanajuato.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, anunció que ayer se destruyeron 19,900 armas en 26 estados, y hoy se realizará un ejercicio similar en Tabasco y Chiapas. Indicó que son armas que fueron decomisadas en operativos o detención de personas. El titular de la Defensa indicó que la Sedena ha canjeado 9,956 armas en un último año.

En ese sentido el presidente informó que durante la próxima visita a México del Procurador de Estados Unidos, William Barr, se le planteará el combate al tráfico de armas y de dólares, como una prioridad para disminuir las capacidades de las organizaciones delictivas que operan en nuestro país.

Sandoval indicó que las armas son traficadas a México, desde Estados Unidos, mediante diversas formas, entre ellas, escondidas en autos, trailers, autobuses, en botellas, acumuladores, tanques de gasolina, cilindros de gas, en las puertas de vehículos, llantas de refacción, en lavadoras, etc.

Luego de que el Senado frenó el dictamen sobre regulación al outsourcing, el presidente López Obrador se pronunció por escuchar a todos los sectores empresariales y obreros, ciudadanos y especialistas, y después de ello que sean los Senadores quienes decidan sobre ello. Indicó que él no tiene una postura definida sobre este tema. Aseguró que “ya no hay línea” a los legisladores.

Luego de que ayer el pleno del Senado rechazó las reformas constitucionales para ampliar el catálogo de delitos por los que puede ser juzgado el Presidente de la República, conocidas como eliminación del fuero, porque no incluía a los diputados, ni a los senadores, López Obrador se pronunció a favor de que se siga adelante este proyecto.