“¿Soy un trofeo para exhibir un supuesto combate a la corrupción, por cierto corrompiendo las leyes?”, cuestionó la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social Rosario Robles Berlanga, durante su audiencia de apelación contra las medidas cautelares de prisión preventiva que se le impusieron.

En el Reclusorio Norte, la también extitular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial leyó una carta de siete cuartillas en la que manifestó que era “preocupante e indignante” que un juez de control, cuyo “conflicto de interés y animadversión” hacia su persona eran evidentes, pusiera en jaque el esfuerzo que implicó poner en marcha el nuevo sistema de justica penal.

Rosario Robles expuso: “No quiero huir. Yo quiero enfrentar este proceso porque soy inocente. No quiero privilegios, sólo quiero juego limpio y un debido proceso”.

También indicó que a ella “se le está juzgando, no por el hecho que se le atribuye (malversación de recursos), sino por representar parte del equipo del gobierno anterior y al que los que hoy nos gobiernan le guardan rencor y resentimiento, y han utilizado al juez como instrumento para su venganza”.

Además, consideró que la medida cautelar de prisión preventiva violenta sus derechos más elementales, “sobre todo mi presunción de inocencia”, en particular porque se le acusa de ser omisa ante actos de terceros. “Soy la única en la cárcel”, reclamó.

Rosario Robles argumentó su inocencia y reiteró que la principal prueba que existe en su contra es una licencia de conducir falsa que no le pertenece.

En la audiencia llevada a cabo por la magistrada del Tercer Tribunal Unitario en Materia Penal en la Ciudad de México, Isabel Cristina Porras, la exfuncionaria también cuestionó si la medida aplicada por el juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna es por el hecho de ser mujer.

Finalmente, Robles Berlanga dijo confiar en que el Poder Judicial va a contener cualquier tentación de esta naturaleza “para poner barreras ante cualquier intención de utilizar la ley para aniquilar a una adversaria política”.

La magistrada deberá resolver en un lapso de tres días hábiles si confirma o modifica la medida cautelar de prisión preventiva contra Robles Berlanga, presa desde agosto pasado por el caso de la llamada Estafa Maestra.

[email protected]