En Sonora, los sectores considerados económicamente estratégicos como el aeroespacial, eléctrico-electrónico, automotriz, energía fotovoltaica, dispositivos médicos y minería, recobraron ya sus actividades a 95%, informó el secretario de Economía de esa entidad, Jorge Vidal Ahumada.

En entrevista, explicó que, salvo la industria del entretenimiento y restaurantera, que permanecen paradas o que operan con estrictas restricciones, los sectores productivos de la entidad han sido reactivados con una serie de medidas estrictas para contener la pandemia de Covid-19.

Las personas embarazadas, así como aquellas con comorbilidades y mayores de edad, que representan alrededor de 17% de los empleados en el estado, permanecen haciendo trabajo en casa, con el fin de evitar que contraigan el llamado nuevo coronavirus.

De acuerdo con el funcionario, tan solo en el sector automotriz, en Sonora hay alrededor de 98 empresas, con alrededor de 50,000 empleados. En el aeroespacial, hay 60 compañías, con alrededor de 10,000 empleos. La minería genera 19,000 empleos.

De acuerdo con información del gobierno de Sonora, entre marzo y junio pasado se perdieron alrededor de 37,000 empleos formales, pero, al cierre de octubre ya se recuperaron y se crearon 1,800 puestos de trabajo más. Faltan los empleos que se debieron haber generado si no hubiera ocurrido la pandemia. Son entre 15,000 y 16,000.

El funcionario explicó que, salvo el sector servicio, donde se han cerrado entre 450 y 480 empresas, principalmente de entretenimiento y restaurantero, en los llamados sectores estratégicos no se han perdido fuentes de empleo.

Además, empresas tractoras han redoblado inversiones. Por ejemplo, la armadora de automóviles Ford invirtió 1,500 millones de dólares y la cervecera Constellations Brands una cantidad similar y trae 5,000 personas trabajando en la construcción de sus instalaciones, además de alrededor de 1,000 en la elaboración de cerveza y administración.

Redoblan acciones para contener la pandemia

Desde el 9 de noviembre pasado, Sonora retrocedió en el semáforo epidemiológico del color amarillo al naranja y así se mantendrá por lo menos hasta el 7 de diciembre próximo, al incrementar su nivel de riesgo de propagación de la enfermedad.

El color del semáforo no es en función de la cantidad de muertes que ocurren por Covid-19, sino por los niveles de saturación de los hospitales y en el caso de algunos del IMSS y de la Secretaría de Salud estatal y federal, ya estaban con niveles de ocupación de entre 85 y 90 por ciento.

Por ello se suspendieron las actividades recreativas, culturales, deportivas y celebraciones sociales tales como fiestas particulares, quinceaños, bodas, bautizos, entre otros. Al igual que en el semáforo amarillo, permanecen cerrados antros y centros nocturnos.

De lunes a jueves, están suspendidas de 20:00 a 06:00 horas las actividades en restaurantes, restaurante-bar, parques de comida, casinos, salones de fiestas, centros de entretenimiento, cines, expendios, entre otras.

Además, de viernes a domingo deben permanecer cerrados casinos, salones de fiestas, centros de entretenimiento, cines, y expendios.

El resto de los sectores económicos, principalmente los denominados estratégicos operan con una serie de medidas que permitan ambientes controlados para evitar contagios.

Por ejemplo, no se permite que los autobuses de pasajeros ocupen más de 50% de los asientos y es obligatorio el uso de cubrebocas.

Asimismo, se ha dispuesto que en las empresas se realicen exámenes Covid a 250 personas a la semana y, en algunos casos, como el de la empresa Constellations Brands, ubicada en Ciudad Obregón y Ford de Hermosillo, 500.

El también secretario técnico del Consejo Intersecretarial Covid-19 en Sonora, indicó que el gobierno del estado, en coordinación con los ayuntamientos y los sectores productivos implementan una serie de medidas que permitan avanzar en la reactivación económica, de manera controlada.