El presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que su gobierno no entregará recursos a través de organizaciones sociales, sino directamente a los beneficiarios.

“No se van a entregar apoyos a organizaciones sociales o a las llamadas organizaciones o asociaciones no gubernamentales, las ONGs. No puede ser que sean no gubernamentales y que reciban presupuesto del gobierno. Ya eso se terminó.

“Por eso hay algunas inconformidades porque había muchísimas organizaciones que estaban haciendo labores de intermediación: ellos recibían el dinero y supuestamente esas organizaciones entregaban los apoyos a la gente y no era así”.

Ayer, un grupo de 75 organizaciones sociales pidieron al primer mandatario, mediante una carta, liberar los fondos que fueron aprobados por la Cámara de Diputados para el 2019.

“Solicitamos al presidente para que instruya la reactivación del financiamiento que ya había sido aprobado por el Congreso, y para que haga a un lado su discurso de confrontación con quienes sí enfrentan los problemas y sí se comprometen con sus comunidades.

“Señor presidente, enfrente los problemas, no a quienes ayudan a resolverlos. Señor presidente, el financiamiento a miles de organizaciones de base fue aprobado por el Congreso, y suspenderlo es ilegal. Reanúdelo”, demandaron.

El presidente López Obrador realizó este domingo una gira por Concepción del Oro, Zacatecas, y Ramos Arizpe, Coahuila, donde supervisó unidades médicas rurales del IMSS.

En el primer evento, López Obrador dijo que los recursos del fondo minero, conformado por impuestos que pagan las empresas dedicadas a  la extracción de minerales, se entregarán de manera directa a los habitantes de pueblos mineros del país.