En el Multifamiliar Tlalpan decenas de damnificados siguen viviendo en dos albergues. A casi 11 meses del sismo de 7.1 grados que sacudió no sólo a la Ciudad de México sino al menos a cinco entidades, las familias se reparten entre el parque y las canchas y a pesar del paso del tiempo no hay forma de acostumbrarse a las comodidades mínimas.

Rocío Ballesteros habitaba el departamento 129 del edificio 3B. Es el segundo más dañado luego que el 1C colapsó. Considera que aunque ya comenzaron las labores de reconstrucción en el Multifamiliar aún no hay fecha para el retorno a sus viviendas.

“Así, con lo que me mira que traigo puesto, nada de esto es mío, todo me lo han regalado, si salimos sólo con lo que traíamos puesto y no hemos regresado a los departamentos. Todo se quedó adentro”, dijo.

Adentro también quedaron los útiles de su hijo que cursaba primero de primaria y se vio forzado a perder el año. Ahora están cerca de alcanzar 11 meses de vivir en el campamento de las canchas donde —advierte— “la paciencia” es una de las principales virtudes a desarrollar porque la convivencia se torna difícil.

No hay privacidad, no hay agua ni forma de bañarse, la instalación de luz que improvisaron debe desconectarse ante cualquier lluvia por el temor a un corto circuito.

“En el departamento de una recámara vivíamos ocho personas y siete perros, pero aún así es más fácil vivir con la familia que con los vecinos”, refirió.

Ivone C (prefiere omitir su apellido y guardarse para las fotos, “no me gusta llamar la atención”, argumenta) también es habitante del edificio 3B. Ese 19 de septiembre salió en pijama y descalza: “no me había ni bañado”.

Entonces descubrió algo que hasta esa fecha no había reparado: “La palabra ‘gracias’ es muy corta para todo lo que la gente me dio”. Pero ante todo hubo un proceso de reflexión que ahora, asegura, es uno de sus principales aprendizajes: “Aprendí a viajar sin muchas cargas materiales y emocionales”.

“Dos días antes del temblor era muy feliz. Me iba a casar con mi novio de ocho años. Nos separamos. Cambia tu vida a raíz del sismo, me ha decepcionado mucha gente. Es más agrio que dulce”, contó.

Su relación quedó rota. Apenas un mes después del rompimiento descubrió que estaba en cinta. Ahora con tres meses de embarazo, Ivone piensa que el que le esté ocurriendo en este momento después de un noviazgo de tanto tiempo “es muy feo”.

“Mi embarazo ha sido muy nostálgico, me he dado cuenta de con quién cuento realmente”, narró sentada en el quicio de un edificio en las inmediaciones del campamento de las canchas del Multifamiliar Tlalpan.

A seis meses de que nazca su hijo, sin vivienda, sin fecha de entrega del edificio 3B que debe ser reparado por los severos daños, su horizonte se estrecha. Agradece toda la ayuda que ha recibido y relata que ha dejado la soberbia que tenía antes del sismo, “doy gracias porque estoy aquí”.

Sin embargo, el tiempo pasa, viene una nueva vida y ella sigue viviendo en un campamento. No son las condiciones ideales para un bebé: “Me gustaría recibir a mi hijo no estando aquí, es agobiante. Me gustaría encontrar a alguien que me pueda dar trabajo. No tengo nada”.

Piden transparentar acciones para la reconstrucción

Con el objetivo de transparentar las acciones ante el sismo del 19 de septiembre del 2017, la Comisión para la Reconstrucción de la CDMX hizo un llamado a las dependencias para que presenten un informe a detalle de los trabajos que llevan a cabo para dicho fin.

En este tenor, tendrán que comparecer ante la comisión funcionarios de la Secretaría de Obras y Servicios, la Agencia de Gestión Urbana, la Secretaría de Obras, del Instituto de Vivienda, la Secretaría de Gobernación, de Desarrollo Urbano y Vivienda, de Salud, Desarrollo Social, y de Educación.

Cada una de estas dependencias deberá presentarse ante el seno de la Comisión para detallar el estatus de dichas acciones autorizadas, de acuerdo con los planes de reconstrucción que éstas presentaron en su momento.

En un comunicado de prensa, la Comisión para la Reconstrucción detalló que durante 27 sesiones ordinarias que ha efectuado, se han autorizado a 11 dependencias del gobierno capitalino un total de 44 acciones para la reconstrucción y recuperación de la ciudad, así como para mejorar su resiliencia sísmica.

Hasta este momento, el Sistema de Aguas ha reportado acciones para la reparación de infraestructura hidráulica que fue afectada por el movimiento telúrico en nueve delegaciones.

Para llevar a cabo dichas labores, la Comisión para la Reconstrucción autorizó al Sistema de Aguas acciones por un monto de 544 millones 296,000 pesos, de acuerdo con el plan de trabajo que presentó la institución. (Salvador Corona)