El poeta Javier Sicilia exigió al presidente Felipe Calderón pedir perdón a México por la violencia que ha causado la lucha contra el crimen organizado. El Jefe del Ejecutivo aceptó ofrecer una disculpa, pero por las víctimas a las que no pudo defender y no por haber aplicado la fuerza del Estado en contra de los delincuentes.

Todos los que integramos el Estado y cada quien en su grado de responsabilidad, somos responsables y coin-

cido en que debemos pedir perdón por no proteger la vida de las víctimas, pero no por haber actuado contra los criminales, quienes están matando a las víctimas. Eso, definitivamente, es un error. En eso Javier, sí estás equivocado , reviró el Jefe del Ejecutivo.

En el Castillo de Chapultepec y con integrantes de su gabinete, Calderón afirmó que mientras tenga autoridad defenderá con todo a las familias mexicanas y arguyó, enérgico, que con todo significa con toda la fuerza del Estado , pues prefiere asumir las críticas por eso y no por haberse hecho pato en materia de seguridad.

Ayer llegó el momento en que el Presidente se reuniera con la Caravana del Consuelo por la Paz con Justicia y Dignidad, encabezados por Sicilia, quien saludó al Mandatario con un abrazo y pidió un minuto de silencio por todas las víctimas de esta guerra atroz y sin sentido . Sicilia se quitó el sombrero y reclamó al Ejecutivo el haber emprendido la guerra con instituciones débiles y un Ejército infiltrado por criminales. Estamos entre dos fuegos:

entre la corrupción institucional y los crímenes. Si los criminales campean y hacen y son tan crueles y tan cabrones y tan hijos de la chingada, a veces las palabras son precisas y dicen más de lo que pudiéramos decir con decencia.

Es porque ahí está la corrupción , expuso el poeta.

Calderón Hinojosa mencionó que le duelen y le pesan todas las muertes, pero enfrentar a la criminalidad, fortalecer a las instituciones es prioridad. Y sabe qué, yo no puedo decirle a la gente: ‘Espérenme tantito, voy a hacer primero una reforma política y a reformar a las instituciones’. Tengo que actuar con lo que tengo. Y estoy seguro de que usted hubiera hecho exactamente lo mismo que yo , indicó.

En el diálogo, el poeta que sufrió el asesinato de su hijo Juan Francisco hizo referencia a los políticos corruptos y enfatizó el caso del exalcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon.

Tras advertir que se molestó mucho porque no le avisaron del operativo en la propiedad de Hank y tuvo que aplicar las medidas disciplinarias correspondientes , el Presidente explicó que, como funcionario, debe respetar a los jueces que estudiaron el caso, pero afirmó que es evidente que ahí hubo delitos, pues se encontraron armas hasta con nombres grabados y de uso exclusivo del Ejército.

Incluso confesó que ha sabido de jueces que han recibido dinero, que dialogan y liberan a criminales, pero mientras no haya pruebas no se puede actuar en su contra.

Sicilia ya había entregado a Calderón un rosario que le envió una víctima de la injusticia y él le regaló un escapulario; luego, propuso al Ejecutivo volver a reunirse en tres meses para detallar avances.

Y es que el poeta llevó un pliego petitorio a la reunión: poner énfasis en la educación y quitar los privilegios de la máquina electoral llamada SNTE ; dar seguimiento a los policías que no pasaron los controles de confianza; renovación del sistema político; una ley de atención a víctimas de la violencia; apoyo a defensores de derechos humanos y periodistas, y transmitir en las escuelas un video con casos recopilados por la caravana.

El Primer Mandatario, quien estuvo acompañado por los secretarios de Gobernación y Seguridad Pública; de la Procuradora General de la República, el Vocero de Seguridad y la Primera Dama, advirtió que no puede solo, por lo que justificó los avances en cada una de las materias y prometió responder a algunas peticiones.

[email protected]