Hasta el momento suman 293 los políticos que han hecho pública su declaración patrimonial, de intereses y fiscal a través de la plataforma en línea denominada Tres de tres , y que impulsa Transparencia Mexicana y el Instituto Mexicano para la Competitividad.

Por ejemplo, han hecho pública la información 69 diputados federales (de 500); 13 senadores (de 128); 21 diputados locales; 16 presidentes municipales (de 2,457); 8 gobernadores (de 32); siete delegados (de 16); e integrantes de tres partidos políticos.

Las organizaciones han explicado que el objetivo es que para el año 2018, cuando se renovará la Presidencia de la República, el Congreso de la Unión y poderes locales, un número significativo de candidatos ponga en manos del elector y de la opinión pública información sobre su patrimonio, su compromiso fiscal y las áreas de potencial conflicto de intereses.

Se argumenta que es necesario hacer pública la declaración patrimonial de los políticos porque permitirá conocer el estado, evolución y valor estimado de los bienes que posee el declarante, desde el inicio hasta el fin de su encargo.

Hacerla pública permite que los ciudadanos puedan monitorear que el patrimonio del funcionario o persona de interés público crezca conforme a sus ingresos y los de sus familiares .

El el sitio electrónico tresdetres.mx/ se detalla que la información que se pide en este documento es relativa a ingresos, bienes inmuebles, vehículos, bienes muebles y otro tipo de valores del declarante.

Sobre la declaración de intereses, se apunta que permite identificar aquellas actividades o relaciones que podrían interferir con el ejercicio de las funciones o la toma de decisiones de un funcionario o persona de interés público, y que hacer pública esta información permite evitar que, en caso de existir un conflicto de intereses, se privilegie el interés privado sobre el público, generando un beneficio indebido para el declarante o sus familiares.

La información que se pide en este documento incluye: intereses económicos y financieros, actividades profesionales y empresariales y otros intereses tanto del declarante como de sus familiares en primer grado y dependientes económicos .

Y sobre la la declaración fiscal se argumenta que es el comprobante de que el declarante ha cumplido con su obligación de pago de impuestos, por lo que se solicita la carátula de la declaración anual de pago de impuestos de los últimos tres años.