El titular de la Secretaría de Finanzas del Gobierno de la Ciudad de México, Édgar Amador Zamora, informó que se destinarán 4,000 millones de pesos para la demolición y levantamiento de cascajo de 30 edificios que presentaron daños estructurales por el sismo del 19 de septiembre.

Solicitó a la Cámara de Diputados que autorice un aumento en el techo de endeudamiento de la Ciudad de México para el 2018, para pasar de 4,500 a 5,500 millones de pesos, a fin de atender las afectaciones a infraestructura, principalmente de agua potable al oriente de la ciudad.

Al acudir a una reunión de trabajo con diputados federales de la Comisión Ciudad de México, Édgar Amador Zamora argumentó que por el sismo del 19-S se presentaron “afectaciones muy severas en la infraestructura hidráulica que podríamos financiar con crédito”.

Aseveró: “Si le aumentamos 1,000 millones de pesos no pasa nada, los tres semáforos de la ciudad siguen en verde, fácilmente dentro de sus capacidades de pago, y nos ayudaría muchísimo atender el problema muy urgente del agua en el oriente de la ciudad”.

Afirmó que el costo estimado para atender la emergencia en la capital podría ser de 4,000 millones de pesos, “eso es nada más el costo de atender la emergencia y limpiarla. Falta la infraestructura, la vivienda, por lo tanto, el costo va a ser muy alto”.

Manifestó que actualmente “el balón está en la cancha del Congreso”, encargado de aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018, a más tardar el 15 de noviembre.

El secretario de Finanzas explicó que la CDMX cuenta con su Fondo de Atención a los Desastres Naturales en la Ciudad de México (Fonaden), el cual tiene recursos por 9,549 millones de pesos.

Sin embargo, destacó que de esa cantidad se tendrían que dejar al menos 3,000 millones en el fondo para la próxima administración.

Asimismo, informó que hasta ahora la Ciudad de México han recibido 22 millones de pesos en donativos.

Buscan a Hacienda

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, hizo un llamado al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, para reunirse y definir cuáles serán los criterios de entrega de recursos que del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), le corresponden a la capital.

“Me preocupa que todavía no tengamos esa señal clara, esa noticia directa. Estamos esperando respuesta y comunicación con el secretario de Hacienda porque sí tenemos un fondo y tenemos capacidad de reacción, pero somos parte de la Federación”, aseveró el mandatario capitalino en entrevista en el marco del Séptimo Foro de Infraestructura 2030.

Abundó que el país necesita tareas concretas y proyectos específicos para su reconstrucción, la cual dijo, debe ser planeada y organizada; añadió que tenían una reunión programada para el pasado lunes con Meade y no se concretó.

El mandatario capitalino explicó que los apoyos económicos que se les ha otorgado a las personas para la renta provienen de un fondo de catástrofes y emergencias de diversos impuestos, ello para aplicarlo en circunstancias como el sismo del pasado 19 de septiembre.

“Hubiéramos deseado que nunca se hubiera ocupado y nos criticaron porque estábamos guardando este dinero y hoy estamos demostrando la eficacia de ese fondo”, acotó.

En el corte informativo sobre las acciones después del temblor, en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Mancera informó que en la plataforma de la ciudad se encuentra el ejercicio de todos los recursos que se han utilizado hasta el momento.