La Procuraduría General de la República (PGR), a través de mecanismos jurídicos, solicitó una alerta migratoria y ficha roja a Interpol para la búsqueda, localización y captura en 192 países de Luis Ángel Bravo Contreras, quien fuera el fiscal general del estado de Veracruz, durante el gobierno de Javier Duarte.

El gobierno del panista Miguel Ángel Yunes Linares demandó a la PGR su apoyo para la captura del exfiscal, por quien ofreció 5 millones de pesos de recompensa, al estar relacionado con presuntos delitos de “desaparición forzada”.

En días pasados, Yunes informó que la fiscalía de Veracruz tiene “datos de pruebas contundentes que acreditan que Luis Ángel Bravo ordenó a personal bajo su mando alterar el hallazgo de 19 cuerpos”.

Detalló que los cadáveres fueron localizados en el fondo de una barranca, donde presuntamente fueron abandonados por policías.

El gobernador explicó que Bravo sabía del hallazgo de esos cadáveres y ordenó a sus subordinados reportar sólo seis cuerpos, mientras que los otros 13 fueron entregados de nuevo a policías para que se deshicieran de ellos.