Los diputados federales se han vuelto expertos en aplazar, con base en la ley, la dictaminación de las diversas reformas pendientes.

Obligados por el nuevo Reglamento de la Cámara de Diputados a dictaminar en un plazo no mayor a 45 días hábiles, los presidentes de las comisiones ordinarias de trabajo encontraron en el artículo 183 del citado ordenamiento interno la clave para darle la vuelta a la ley.

Para muestra, un botón: la Comisión de Hacienda y Crédito Público, que preside el panista Mario Alberto Becerra Pocoroba, solicitó el pasado día 17 a la Mesa Directiva de la Cámara Baja prórroga para la presentación de 59 dictámenes, entre éstos el correspondiente a la minuta que expide la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

Dicha comisión ya cuenta, con base en el artículo 185 del Reglamento, con el tiempo necesario para la formulación de los referidos dictámenes, plazo que corre a partir del pasado día 22, fecha en que se otorgó la prórroga, y que de entrada es por 45 días más.

Josefina Vázquez Mota, coordinadora del grupo parlamentario del PAN en San Lázaro, informó a través del editorial del órgano de difusión de la bancada que se entabló ya comunicación para establecer la coordinación necesaria para la elaboración de un dictamen antilavado. Empero, no dio cuenta de la prórroga que solicitó su correligionario.

[email protected]