La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares urgentes para garantizar el derecho a la salud de la población, luego de la problemática que enfrentan los médicos residentes.

El documento está dirigido al secretario de Salud, Luis Alcocer Varela, y a los titulares del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Germán Martínez Cázares y Luis Antonio Ramírez, respectivamente.

El organismo expresó preocupación por las circunstancias que enfrenta el personal médico residente en las instituciones de salud públicas y privadas, ante la falta del pago de sus salarios, los descuentos en sus percepciones y la falta de claridad en su figura jurídica.

En este sentido, llamó a las autoridades a atender las inconformidades que han venido planteando los integrantes de la Asamblea Nacional de Médicos Residentes (ANMR).

Detalló en un comunicado, que lo anterior sucede ante la advertencia de integrantes de la ANMR en el sentido de que, a partir del lunes 15 de abril, en 68 hospitales en 24 entidades federativas, sólo brindarían servicios en “áreas críticas como urgencias y obstetricia”, como consecuencia de los diferentes motivos de inconformidad consistentes en pagos retrasados de tres quincenas y del bono sexenal que les descontaron.

La CNDH refirió que, de acuerdo con información periodística, seguía pendiente el pago total de los salarios, y los que habían sido saldados no lo fueron completamente.

“Esta comisión nacional recuerda que el artículo cuarto constitucional dispone que toda persona tiene derecho a la protección de la salud y demanda la observancia de elementos esenciales que garanticen servicios médicos en condiciones de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad”, puntualizó.

Indicó que en el 2014 las personas trabajadoras en el cuidado de la salud alcanzaron más de 762,000, y 117,000 de ellas eran personal médico general, 75% correspondía al IMSS y a la SSA, mientras que 150,000 eran personal médico especialista, 45.6% pertenecientes a ambas instituciones.

[email protected]