El recuerdo del terremoto del 19 de septiembre de 2017, que azotó varias zonas de la Ciudad de México, se vivió a flor de piel este viernes 16 de febrero, cuando se sintieron dos sismos de magnitud 7.2 y 5.9 en la capital del país. Ambos fenómenos tuvieron epicentros al sur de Pinotepa Nacional, en Oaxaca.