Histeria y crisis nerviosa provocó en los habitantes del Distrito Federal el sismo de 7.8 grados Richter que se sintió esta mañana en la ciudad de México, lo que provocó que edificios de las principales avenidas fueran desalojados.

Cientos de personas "inundaron" Paseo de la Reforma, avenida Juárez, Insurgentes, Antonio Caso, Circuito Interior, entre otras, luego de que decenas de personas abandonaran los edificios en los que trabajan o habitan por el sismo esta mañana que tuvo una replica de 4.5 grados Richter.

La sorpresa, el susto y el desconcierto se apoderaron de los habitantes de la ciudad de México y se registraron algunas personas que sufrieron crisis nerviosa por el movimiento telúrico que generó caos vehicular y desconcierto entre la población.

Apenas unos segundos después del temblor, cientos de personas abandonaron el edificio sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores y del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal ubicados en avenida Juárez , donde privó la calma y con absoluto orden salieron a las aceras.

Lo mismo sucedió en edificios de dependencias federales e inmuebles públicos que se ubican en las principales avenidas de la ciudad, sin que hasta el momento se reporten daños mayores.

De manera paulatina se recobra la tranquilidad y después del susto las personas se han reintegrado a sus labores, con la tranquilidad que da el saber, que no se presentó ningún daño mayor ni hay reportes de perdidas humanas.

MIF