El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y legisladores del PAN y PRI en la Cámara de Diputados impulsan una reforma constitucional para que la portación de armas de uso exclusivo del Ejército sea una causal para que las personas detenidas no sean liberadas bajo el nuevo modelo de justicia.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el 2015 fueron iniciadas 15,353 averiguaciones previas por la portación ilegal de armas de uso exclusivo del Ejército, y en el 2016 se iniciaron 12,428 averiguaciones previas o carpetas de investigación. Tan sólo de enero a marzo de este año se han abierto 3,286 carpetas.

El secretario de Gobernación reconoció que el Sistema de Justicia Penal Acusatorio puede generar una percepción de impunidad en caso de que el Congreso no realice cambios legales.

Osorio sugirió el restablecimiento de la prisión preventiva oficiosa para delitos de consecuencias graves, como la portación y acopio de armas de uso exclusivo del Ejército y el robo de hidrocarburos.

Por ello, en la Cámara de Diputados radican dos iniciativas.

La diputada Alejandra Gutiérrez (PAN) presentó una iniciativa de reforma al artículo 19 de la Constitución, para establecer que el juez ordenará la prisión preventiva, oficiosamente, en los casos de delincuencia organizada, homicidio doloso, violación, secuestro, trata de personas, delitos cometidos con medios violentos como armas y explosivos, la portación y posesión de armas reservadas para el uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea, sin contar con el permiso correspondiente.

El diputado César Camacho (PRI) también presentó una iniciativa de 73 modificaciones legales, una de ellas para que se considere grave el delito.