La Secretaría de Relaciones Exteriores, en el 2012, no cumplió con los procesos de registro, armonización jurídica, coordinación, ejecución, control y evaluación para determinar el cumplimiento de los compromisos suscritos por el Estado mexicano a través de los tratados internacionales, exhibió la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

A través del Informe de Resultados de Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2012 , la ASF detalló que a ese año México tenía suscritos 1,361 tratados internacionales, de los cuales 727 fueron bilaterales y 634 multilaterales. El total de acuerdos suscritos carece de información para identificar el universal de los compromisos asumidos.

De acuerdo con la ASF, en el 2012, en 17 de los 20 programas anuales de trabajo de las direcciones generales de la SRE no se incluyeron actividades, metas e indicadores que dieran cuenta del cumplimiento de los tratados internacionales.

Los tres restantes correspondieron a programas anuales de trabajo de las Secciones Mexicanas de las comisiones Internacionales de Límites de Aguas entre México y sus fronteras, así como de la Dirección General de Asuntos Jurídicos.

En el 2012, la Cancillería no acreditó la existencia de los manuales de procedimientos autorizados y vigentes, para ese año, de las áreas responsables del seguimiento de los acuerdos internacionales.

LAS CUENTAS

Durante el 2012, la SRE reportó que mediante el programa R1 Compromisos financieros de México ante organismos financieros internacionales , ejerció 1,550.1 millones de pesos por concepto de pago de compromisos económicos del país a organismos internacionales; monto mayor en 1,245% respecto del presupuesto aprobado, el cual era de 124.5 millones, sin que se otorgaran mayores explicaciones en la Cuenta Pública.

De acuerdo con la ASF, la revisión del apartado del Gasto Programable Devengado Relaciones Exteriores, de las cuentas Públicas del 2007 al 2012, demostró que ese comportamiento se ha venido manifestado en cada uno de los años del periodo.