El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) reveló que 22 congresos estatales aumentaron sus presupuestos a pesar de que existe una promesa en el ahorro de recursos destinado a los parlamentos.

De acuerdo con el Centro de Investigación en Política Pública del Imco, el costo de un congresista local está entre 4.6 millones de pesos y 26.8 millones de pesos; además, el presupuesto destinado en el 2020 para los 32 congresos locales suma 454 millones de pesos más que en el 2019.

A pesar de que las funciones de las legislaturas locales son prácticamente las mismas, las diferencias presupuestales son significativas, se advierte.

Tal es el caso de los congresos de Quintana Roo y Yucatán, los cuales tienen el mismo número de legisladores (25) y la diferencia presupuestal entre ellos es superior a 335 millones de pesos.

Del mismo modo ocurre con los congresos de Chiapas y Michoacán, ambos cuentan con 40 diputados locales cada uno, pero existe una diferencia de casi 520 millones de pesos.

El Congreso de la Ciudad de México está compuesto por 66 integrantes y es el segundo más numeroso, pero es el que tiene el costo más elevado de los 32 del país. En el 2019 y el año en curso, el Congreso capitalino recibió la cantidad más alta de dinero, 1,766 millones de pesos.

Además, los legisladores de la Ciudad de México son los más onerosos, ya que el costo en el 2020 por diputado local es de 26.8 millones de pesos, mientras que los legisladores de Colima tienen el costo más bajo, que es de 4.6 millones de pesos.

El siguiente Congreso más costoso es el del Estado de México, compuesto por 75 diputados, el cual recibió 1,400 millones de pesos para su ejercicio 2020, lo que representa un aumento de 9% en comparación con el 2019, año en que se le asignaron 1,281 millones de pesos.

El costo por cada legislador mexiquense este año es de 18.7 millones de pesos, mientras que el año pasado fue de 17 millones de pesos.

Por otra parte, el Parlamento local de Puebla, constituido por 41 congresistas, fue el que tuvo la diferencia presupuestal más amplia entre los dos años, debido a que en el 2019 recibió 149 millones 844,000 pesos, y este año sus recursos ascendieron 50%, es decir, 224 millones 265,000 pesos en total.

Entre los congresos que redujeron sus percepciones se encuentra Michoacán, que pasó de 923 millones 814,000 pesos en el 2019 a 800 millones 986,000 en este año, una variación de 13% menos de recursos; pero los legisladores de esta entidad ocupan el cuarto lugar entre los más caros a nivel nacional. En el 2020, cada diputado local costará 20 millones de pesos.

También el Parlamento de Morelos, que disminuyó sus recursos entre el 2019 y el 2020 en 11%, ya que el año pasado recibió 450 millones de pesos para su ejercicio, mientras que este año recibió 50 millones de pesos menos.

[email protected]