La alternancia en el poder es un factor de competitividad y permite renovar la política local, porque un partido que se perpetúa en el poder tiende a hacerse irresponsable , explicaron especialistas, al tiempo que indican que quienes más pueden hablar de la alternancia son los electores, que con su voto la refrendan o no.

Una de las fortalezas que tiene México como país, no sólo a nivel de los estados, es justamente que hemos visto varios procesos de alternancia, yo diría no sólo desde el 2000, sino desde 1997, con la pérdida del PRI de la mayoría de la Cámara de Diputados , opinó el director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Juan Pardinas.

Hemos demostrado que el sistema político mexicano justamente tiene estabilidad, incluso en momentos de incertidumbre. Una de sus pruebas institucionales más importantes fue la elección del 2006, donde uno de los jugadores no aceptó los resultados finales y esto tuvo un impacto político muy fuerte, pero las propias instituciones supieron resolver y administrar ese conflicto .

Pardinas mencionó que la alternancia es un factor de competitividad importante y es una de las variables que se utilizan, porque muestra el nivel de estabilidad política que se vive en un estado o incluso en un país, detalló.

Federico Estévez, del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), consideró que quienes más pueden hablar de la alternancia a nivel local son los electores.

En general han refrendado la alternancia (los votantes), aunque hay casos muy notados de una segunda opinión y posteriormente ya no refrendan (al gobierno). Hay muy pocos casos donde, después de un sólo sexenio, se vayan de regreso al PRI o a un tercer partido, pero hay casos (...) son los menos , agregó el investigador del ITAM.

Un caso reciente de alternancia se registró en Aguascalientes, estado que fue gobernado por el PRI hasta 1998; mientras que de 1998 al 2010 lo fue por el PAN. Sin embargo, el año pasado el estado regresó a manos del Revolucionario Institucional.

Así, el investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, Pablo Javier Becerra, explicó que la alternancia en el poder normalmente es la concreción de uno de los principios básicos de la democracia, que es la capacidad de la ciudadanía para cambiar a sus gobernantes y también para llamar a cuentas a los gobernantes que acaban su periodo. Si a los ciudadanos les convenció el gobierno de un partido, normalmente tenderán a mantenerlo en el poder .

Además, el académico detalló que la alternancia en los estados permite renovar o airear la política local, porque evidentemente un partido que se perpetúa en el poder tiende a hacerse irresponsable, sobre todo en México, que el partido hegemónico se perpetuaba en el poder gracias a un sistema electoral no democrático. Pero cuando ya el sistema electoral se democratizó, efectivamente ya puede producirse esta alternancia en el poder, que es saludable para la ciudadanía .

Entre los rubros donde observa que se ve reflejada la alternancia es la rendición de cuentas.

Agregó: Si hubo gobernantes corruptos o gobernantes que lo hicieron mal al dejar el poder, el gobierno que llega, digamos, estaría teóricamente en libertad para hacer un ajuste de cuentas. Segundo lugar, nadie nos garantiza que el gobernante del partido que llegue al poder puede efectivamente desarrollar una gestión mejor que la del anterior gobernante. En democracia nadie tiene la vida comprada. Sin embargo, la posibilidad de que llegue un gobernante de otro partido abre la posibilidad de que se cambie el modelo de política que se ha venido desarrollando .

Puntualizó que el cambio en el modelo de política se ve en varios aspectos, como en el económico y en el social.

ESTADOS CON CAMBIOS DE GOBIERNO

Dos estados donde hubo alternancia (PRI-otro partido) son Morelos y Michoacán. El primero pasó en el 2000 a manos del PAN (11 años de gobierno) y el segundo desde el 2002 al PRD (nueve años de gobierno). En ambos casos la alternancia es de casi una década, por eso fueron tomados como ejemplo. Los siguientes datos son algunos de sus indicadores.

MORELOS

Población total en el 2010 (gobierno PAN): 1’777,227

Población total en 1995 (gobierno PRI): 1’442,662

Egresados de primaria en el 2009 (gobierno del PAN): 33,605

Egresados de primaria en 1999 (gobierno del PRI): 33,213

Delitos del fuero común en el 2009 (gobierno del PAN): 46,591

Delitos de fuero común en 1999 (gobierno del PRI): 29,305

Población derechohabiente en el 2010 (gobierno del PAN): 1’122,320

Población derechohabiente en el 2000 (transición de PRI a PAN): 531,770

Viviendas particulares en el 2010 (gobierno del PAN): 468,930

Viviendas particulares en 1995 (gobierno del PRI): 321,508

MICHOACÁN

Población total en el 2010 (gobierno del PRD): 4’351,037

Población total en el 2000 (gobierno del PRI): 3’985,667

Egresados de primaria en el 2009 (gobierno del PRD): 92,079

Egresados de primaria en el 2001 (gobierno del PRI): 96,389

Delitos del fuero común en el 2009 (gobierno del PRD): 40,192

Delitos del fuero común en el 2001 (gobierno del PRI): 26,648

Población derechohabiente en el 2010 (gobierno del PRD): 2’359,537

Población derechohabiente en el 2000 (gobierno del PRI): 1’045,874

Viviendas particulares en el 2010 (gobierno del PRD): 1’082,384

Viviendas particulares en el 2000 (gobierno del PRI): 854,788

Fuente: Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

[email protected]