Fiscales de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) siguen el interrogatorio a Eric Jovan Díaz y Juan Francisco Treviño, el primero señalado como encargado de finanzas y el segundo, sobrino de Miguel Ángel Treviño.

Estos testimonios serán integrados a la investigación sobre una red de lavadores de dinero para el cártel de Los Zetas.

Fuentes de la SIEDO refirieron que Díaz fue detenido por elementos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) en Tamaulipas, mientras que Treviño fue capturado por elementos de investigación de Monterrey, Nuevo León, la semana pasada.

El tiempo legal para tomar declaración es correcto y si es necesario se aplicará la ampliación del término constitucional argumentando delincuencia organizada; incluso, advirtieron, podrían recurrir a un Juzgado Especializado en Arraigos, Cateos e Intervención de Comunicaciones, para aplicar una medida cautelar de arraigo de 40 días.

Comentaron que la última acción ministerial sería la más adecuada, debido a que Díaz y Juan Treviño son de vital importancia en la indagatoria contra Miguel Ángel Treviño, quien -junto con Heriberto Lazcano Lazcano- dirige el cártel de Los Zetas, que antes fue el brazo armado del Cártel del Golfo.

La información que se obtenga será compartida con Estados Unidos, después de que la justicia del vecino país detuviera a Jorge Treviño Morales, acusado de utilizar el circuito hípico estadounidense para blanquear recursos de Los Zetas.

La Semar dio a conocer sólo una referencia de los recursos con que cuenta tal organización, al presentar a Díaz como contador de Miguel Ángel Treviño, a quien además se le incautaron 36 millones 111,650 pesos y 1 millón 48,919 dólares en efectivo, que tenía en una casa de seguridad en Nuevo Laredo.