Pese a que el protocolo para la seguridad de los alcaldes de la República se propuso desde hace más de un año, a dos semanas de que se celebre la elección del 1 de julio y entren en funciones más de 1,500 nuevos munícipes, el reglamento no está listo y aún no hay fecha para que vea la luz.

Desde el 2017, la Asociación Nacional de Alcaldes (Anac) —integrada por más de 400 ediles emanados del PAN— así como otras asociaciones de presidentes municipales del país pidieron entablar una mesa de diálogo con la Secretaría de Gobernación (Segob) para generar dicho protocolo; sin embargo, con la jornada electoral en puerta, el protocolo de actuación para la seguridad de los ediles es aún incierto.

En entrevista, el edil con licencia de Huixquilucan, Enrique Vargas, quien hasta hace unos 40 días encabezaba la mesa de diálogo por la Anac con la Segob y que dejó al buscar su reelección en el municipio mexiquense, afirmó que hasta su salida la conformación del reglamento de actuación para la seguridad de ediles había avanzado en aproximadamente 65 por ciento.

“Ya iba muy avanzado con Gobernación, obviamente ahorita la prioridad también son los candidatos, en donde hacemos un llamado a que estas elecciones se puedan llevar en paz por el bien de nuestro país (...) También en lo que íbamos avanzando y, mucho, era en la relación con la Secretaría de Gobernación”, dijo.

Vargas detalló que el protocolo integra medidas de emergencia para los munícipes que se encuentren en peligro y que cumplan ciertos requisitos que se estipularán en el reglamento y de los cuales, dijo, no se puede hablar más al ser una cuestión de seguridad.