El conflicto en el Partido Acción Nacional por el proceso de selección de sus candidatos a diputados y jefes delegacionales va en ascenso. Panistas de Cuajimalpa ingresaron dos juicios de inconformidad –ante la Comisión Nacional de Elecciones- para solicitar la anulación de la elección, del domingo pasado, en aquella demarcación.

Incluso en los recursos interpuestos ante la instancia partidista, se busca una sanción en contra Camilo Campos –precandidato que aventaja en los resultados para la jefatura delegacional-, pues rebasó los topes de gastos de campaña.

Los inconformes con el proceso interno de selección aseguraron que éste ha sido el más controvertido en la historia del instituto político. Hay ocho quejas, tres juicios de inconformidad previas a la elección, dos posteriores y dos denuncias ante la Fepade.

Según Kenia López, aspirante a la candidatura delegacional, tan sólo en una cuarta del territorio cuajimalpense el gasto se triplicó, en la adquisición de gallardetes, lonas y pinta de bardas.

En la conferencia de prensa estuvieron presentes además de Kenia López, José Manuel Rendón, precandidatos a la jefatura delegacional en Cuajimalpa; así como Santiago Ardavín y Manuel Garrido, aspirantes a la diputación local por el Distrito XXI. Incluso Juan Carlos Zárraga, quien ingresó un recurso ante el Tribunal Electoral federal en contra del PAN.

Los panistas confiaron en que las instancias del partido les den la razón, pues tienen el antecedente en Veracruz, en donde derivado de las irregularidades se anuló la elección y el CEN hizo la designación; sin embargo, ésta recayó en Fernando Yunes Márquez, quien fue impugnado desde el inicio.

Manuel Garrido advirtió que con estos recursos interpuestos vamos a ver de qué está hecho el partido. El proceso fue una buena intención, pero la práctica no estuvo bien y se convirtió en un verdadero cochinero .

EL ESCENARIO POR VENIR

-La Comisión Nacional de Elecciones tiene que resolver –a través de sus salas- los juicios de inconformidad.

-De no satisfacer el fallo, los inconformes acudirían al Comité Ejecutivo Nacional para que revise el caso (tendrían un lapso de 20 días).

-En caso de no compartir la posible resolución del CEN del PAN, podrían recurrir al Tribunal Electoral del Distrito Federal con el recurso de protección de derechos políticos.

-La última instancia a la que podrían recurrir los inconformes es el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y sería en contra de la resolución que tomase el Tribunal local (de no satisfacer la demanda).