Ante la delicada situación en que se colocó a la Auditoría Superior de la Federación (ASF), a raíz de la tercera entrega de los informes de la Cuenta Pública de 2019, que incluye la auditoría sobre la cancelación del aeropuerto de Texcoco su titular, David Colmenares, debería renunciar al cargo porque deja muy mal parada a la institución, consideró Juan Manuel Portal Martínez.

Entrevistado por El Economista, el exauditor superior de la Federación expuso que, con lo ocurrido durante los últimos días, se le podría dar “carta blanca” al gobierno federal en lo que resta del sexenio y apuntó como prueba de ello que, hasta la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, ha desestimado ya las observaciones que le hizo la  ASF a su administración.

—¿Cómo queda la ASF luego de este episodio?

Yo creo que está aparentemente en riesgo. Primero, ¿cómo lo observo? Muy preocupado, es realmente lamentable lo que está ocurriendo. Ojalá  pudiéramos hacer las acciones convenientes, correctas y oportunas para evitar que haya un demérito en la confianza que se le tiene a la ASF.

Para lograr conseguir la confianza se lleva mucho tiempo, pero se puede perder en fracción de segundos y ese es lo que está ocurriendo ahorita.La Auditoría Superior tiene ya funcionando como  tal, con su ley 18 o 19 años y jamás había ocurrido algo así. Una situación como esta, que todavía no puedo calificar de error metodológico. Para mí que el error viene desde que se programó esa auditoría como de desempeño, cuando debería de ser una auditoría de cumplimiento financiero.

El planteamiento que hace la auditoría de desempeño en la primera página de su informe no es congruente, porque dice que es de desempeño, pero sus lineamientos, objetivos y enfoques es determinar el costo financiero y económico.

Entonces ya estamos hablando de otra cosa.  Y luego, lo que resulte de ahí, si fuera auditoría de desempeño, pues no es vinculante de responsabilidades.

Habría que hacer otra revisión, para tomar esos resultados y volver a hacerlos vinculatorios, a fin de que se puedan presentar en un pliego de responsabilidades y pliego de hechos, en su caso.

—¿Tendría que renunciar el auditor, pensando en la institución?

¿Usted qué considera? Yo en sus zapatos sí lo haría. Es que deja muy mal parada a la Auditoría Superior. La puso ya en una situación delicada, delicadísima. Yo no veo otra salida. Ahora, lo que  veo difícil, es que le acepten una renuncia ahorita.

Si yo fuera, yo renunciaba, antes que me quiten. Lo que sí creo es que no lo va a dejar que se vaya. Hasta que no se aclare esto.

—¿Con esto no se le está dando ya carta blanca a este gobierno, como lo han expresado diferentes personas?

Eso parece que está sucediendo. No debiera ser. Hoy la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, publicó que los resultados de la Auditoria de la Ciudad de México están mal, igual que los del aeropuerto. Bueno, si todo mundo se agarra así, pues demuéstrelo.

—¿Lo importante es lo técnico? o ¿qué tanto pesa lo político?

Lo político no pesa nada para fines de la Auditoría Superior. La Auditoría Superior es un órgano técnico, profesional, independiente y apartidista.

—¿Todavía estamos a tiempo de salvar la fortaleza de la institución?

Yo creo que sí. Hay que trabajar mucho. Lo digo honestamente, sin ninguna consideración particular contra nadie.

Han salido ya, a raíz de esto, otros datos que son negativos de la Auditoría Superior. Entonces habría que limpiar muchas cosas, que en apenas dos años se crearon en forma totalmente inconveniente.

Sí hay que hacer algo para que esto se cambie antes de que se perjudique más a la institución.

Ahorita la actitud del gobierno actual es desaparecer instituciones autónomas. Pues esta es una que debiera haber avanzado en autonomía. Nunca se le ha autorizado porque consideran, hasta el presidente lo considera, que la Auditoría Superior de la Federación depende de la Cámara de Diputados, lo cual no es 100%, es un  órgano técnico, con un nivel de independencia.

Entonces hay que cuidar esto de la independencia que tiene el auditor y para esto hay que hacer una limpia completa.

—¿En estos momentos qué tan importante es defender o fortalecer la ASF?

Es sumamente importante, pero para poder pasar a ese proceso de mejorarla, blindarla, protegerla, etcétera, hay que pasar este paso. Hay que brincar este obstáculo que se presentó en estos días.

El presidente, en su conferencia matutina, informó que estaba, inclusive leyó un oficio, que está enviando a la presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, para pedirle  que se haga una auditoría de lo que hizo la auditoría.

Eso es el colmo, porque, además, menciona en su oficio que lo que dice la Auditoría es con fines politiqueros y para darle armas a sus adversarios y que es falsa la información.

Entonces esto es un desprestigio terrible. No hay que permitir que esto ocurra.

Mientras, habrá que esperar qué hace la Comisión de Vigilancia para revisar a la Auditoría Superior en estos informes y en lo que quieran, para eso está, y después de este resultado, que la auditoría presente su punto de vista, como cualquier auditado.

politica@eleconomista.mx