Beatriz Paredes, aspirante a la candidatura priista al gobierno del Distrito Federal, alertó que si la campaña presidencial se ve afectada por denuncias sin comprobar y se desacredita al partido que lleva las preferencias, "lo único que demuestran las otras instituciones políticas es que no son capaces de comprender lo que es la competencia democrática".

Dijo que aquéllos que construyen campañas a partir de descalificaciones "primero están mal asesorados por personas que no respetan la realidad política de nuestro país y, en segundo, cuando sólo se puede descalificar es que hay cosas, muy pocas cosas qué aportar".

La diputada federal con licencia estableció, asimismo, que la ciudad de México tiene un voto muy libre y puede elegir a cualquier partido político. "Hay que construir una nueva oportunidad para los habitantes de esta metrópoli y vivan con una mejor calidad de vida".

También sostuvo que pugnarán "tanto en el ámbito nacional como del Distrito Federal por una campaña de propuesta y no de descalificaciones".

En el caso de la jefatura del gobierno local, Paredes Rangel comentó la necesidad de condiciones equitativas de competencia, y que los ciudadanos aprovechen esta oportunidad para lograr la alternancia en la capital del país.

"Este es el momento de que su voto permita que se le entre a los problemas de fondo, a la problemática del agua, al intenso tránsito vehicular, al desempleo e inseguridad pública entre otros más", expresó.

La política tlaxcalteca consideró que en cada relevo de administración la población debe votar por el cambio, ya que es una oportunidad para mejorar.

"No soy gente que vea hacia atrás, ni con ojos de rencor, ni con incapacidad de reconocer los aciertos, y pretendo integrar un gobierno incluyente, una administración que incorpore a personas valiosas de la izquierda histórica y a profesionales sin partido", subrayó.

MIF