Integrantes de organizaciones civiles en materia de seguridad se dijeron dispuestos a participar en la convocatoria de consultas públicas para definir la estrategia de seguridad 2018-2024, y celebraron la creación de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, como plantea el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, Francisco Rivas, de Observatorio Nacional Ciudadano, Isabel Miranda de Wallace, de Alto al Secuestro, y Juan Francisco Torres Landa, de México Unido Contra la Delincuencia, coincidieron en que sería un error la desaparición del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), debido a que los elementos policiacos desconocen las características de los riesgos nacionales y la forma de abordarlos.

“Desaparecer el Cisen es una muy mala idea, incluso pasarla a la Secretaría de Seguridad Pública, por varios motivos. El primero, porque la SSP tiene como fin prevenir el delito, generar las condiciones para detener a un delincuente, y una institución de seguridad nacional como el Cisen, su objetivo principal es generar las condiciones para la gobernabilidad del país, y eso quiere decir que si hay un grupo subversivo, tiene que atender las causas, antes de que genere daños. Hay que discernir entre la persecución del delito, que es la inteligencia civil, con la inteligencia de gobernabilidad del país”, dijo Francisco Rivas.

“Es un error (desaparecer el Cisen), porque no es lo mismo la inteligencia policial que la inteligencia para la gobernabilidad; tienen dos funciones independientes y si eso no lo han entendido, me parece que no conocen el tema de seguridad. Yo lo que creo es que no debe desaparecer. Si le quieren cambiar de nombre... el tema no es cómo le van a poner, sino cuáles son las funciones que va a tener, a quién le van a responder”, añadió Rivas.

Los tres activistas en temas de seguridad calificaron como un acierto la creación de la SSP, porque se desvinculará, dijeron, la seguridad de las cuestiones políticas desde la Secretaría de Gobernación.

Sin embargo, Juan Francisco Torres Landa consideró que la nueva SSP debe abordar el tema de la inseguridad con un enfoque técnico y científico de cómo resolver el problema, y no sólo preocuparse por reducir el gasto público.

Francisco Rivas opinó que sería inconveniente que se eliminaran prestaciones a los elementos de la Policía Federal. “Lo que ha planteado López Obrador de desaparecer el seguro de gastos médicos mayores no es una buena idea, particularmente en el tema seguridad pública. Reducir esos salarios es darle una cachetada a quien trabaja no sólo ocho, sino hasta 13 o 14 horas (al día). Creo que para muchos de los cambios que están planteando no hay un diagnóstico”, aseveró.

Al igual que Rivas y Torres Landa, Isabel Miranda de Wallace celebró la creación en el próximo gobierno federal de la SSP.

“Respecto de que se va a crear una SSP, eso me parece perfecto. Desde que la desaparecieron, yo me pronuncié en contra de que todo el poder lo tuviera Secretaría de Gobernación; no me parece adecuado ni sano para el tema de justicia”, comentó.

No obstante, el director del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, llamó al próximo secretario de seguridad pública federal, Alfonso Durazo, a presentar un plan para resolver la problemática de la saturación en prisiones.

“Habría que ver, porque en la SSP yo no vi por ningún lado el sistema penitenciario. Yo estoy viendo que están planeando una policía de reacción (...) una de certificación, la de contacto, pero no vi en ningún momento la del sistema penitenciario”, afirmó.

Tomar en cuenta opiniones

Los tres activistas en materia de seguridad pidieron al virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que la convocatoria de consulta que emitió para definir la estrategia de seguridad 2018-2024 sea un espacio verdadero para tomar en cuenta las opiniones.

“Las consultas son positivas, trabajar con expertos, hay que definir qué tanto los van a escuchar. Hace seis años también nos citaron; nos pasearon, nos pidieron nuestra opinión y finalmente hicieron lo que quisieron. Entonces, perdón que sea tan desconfiando, pero yo ya viví dos cambios de gobierno, y por eso digo que hay cosas que luego no suceden. Habrá que ver, me parece positivo que quieran escuchar a expertos”, dijo el director del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas.

“No sé si quieren dar una señal de que sí hay apertura para revisar opiniones en general, lo cual no me desagrada. De lo que no estoy seguro es que éste sea un tema de cuestiones de opiniones para tomar sesgos. Hay temas que son técnicos, hay temas que son científicos, esos no se someten a procesos democráticos, por eso existen órganos de decisión que tienen que allegarse de la mejor información disponible para entonces formular un dictamen y ejecutar acciones”, afirmó por su parte el secretario de México Unido Contra la Delincuencia, Juan Francisco Torres Landa.

“Tenemos que ser muy cuidadosos de no caer en una simulación de que quieren escuchar una opinión, cuando las decisiones ya están tomadas”, añadió.

Isabel Miranda de Wallace, de Alto al Secuestro, dijo que en las consultas públicas convocadas por López Obrador se deben tomar en cuenta las experiencias internacionales.

jmonroy@eleconomista.com.mx