Los empleados del servicio público regresarán a las oficinas en modo presencial a partir del próximo domingo 1 de agosto, informó este viernes la Secretaría de la Función Pública (SFP).

En un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la dependencia a cargo de Roberto Salcedo Aquino, señaló que antes de su regreso, los trabajadores al servicio del Estado deberán realizarse una prueba de detección del virus SARS-CoV-2

La SFP explicó que los titulares de las dependencias de la Administración Pública Federal pueden autorizar este regreso de todos aquellos servidores públicos que ya concluyeron su proceso de inmunización contra el Covid-19, respetando las medidas sanitarias y de sana distancia determinadas por la Secretaría de Salud.

Detalló que el trabajo a distancia podrá continuar para los servidores públicos que están en lista de espera para concluir su proceso de inmunización; así como aquellas personas con alguna discapacidad, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, y personas con enfermedades crónicas consideradas de riesgo, como obesidad mórbida, diabetes, hipertensión, infección por VIH, enfermedad renal crónica, cáncer en tratamiento, entre otras.

La Función Pública también precisó que los trabajadores alternarán días de trabajo presencial con otros a distancia, para el caso de los días de trabajo presencial, se podrán establecer horarios escalonados para la asistencia a los centros de trabajo.

Además aprobó el uso de las tecnologías para la realización de sesiones y reuniones de trabajo, acciones de capacitación y similares a efecto de minimizar el traslado, contacto y riesgo de contagio por Covid-19 entre las personas servidoras públicas.