Raúl Martínez Monroy, un agente de seguros de 52 años, ha padecido por lo menos una de las consecuencias de contraer coronavirus.

Al describirse como un hombre saludable y apegado al ejercicio, relata que en el momento en que comenzó a dejar de respirar, “fue una situación que la verdad a mí sí me angustió, en la que sentí que me moría”.

Raúl, junto a su esposa, tuvieron que pasar 15 días hospitalizados al darse cuenta de que se había contagiado del virus.

“La verdad es que no supe dónde me contagié, es imposible saber esa parte. Comencé a sentir un ardor en la garganta, se me comenzó a lastimar la garganta como si hubiera hablado mucho, no me dolía, nada más tenía una molestia”, relata.

Añade que fue después de dos o tres días cuando comenzó a sentirse cansado, con dolor de cabeza, fiebre, “y posteriormente me di cuenta de que ya estaba infectado y que todos los síntomás apuntaban hacia allá”.

Al día siguiente, comenta, al ir al hospital fueron retenidos debido a que su esposa ya no oxigenaba bien.

Tras ser tratados con antibióticos y anticoagulantes en el hospital Ángeles Interlomas, y con la posibilidad de que él fuera intubado en caso de que su respiración no mejorara, Raúl y su esposa salieron de la unidad médica, sin embargo, dice presentar todavía problemas para respirar, razón que lo obligará a apoyarse de un tanque de oxígeno por lo menos 15 días.

Expertos señalan que esta enfermedad también significa una carga económica para los pacientes, ya que, aunque en el caso de Raúl el costo del tanque de oxígeno lo cubrirá su seguro de gastos médicos, existen pacientes que deben adquirirlo por su cuenta, a un precio como mínimo de 1,500 pesos, con una duración de hasta tres días para casos no graves.

“La realidad es que hay que cuidarse, tristemente mucha gente no cree que está pasando (el coronavirus), que no existe, pero me encantaría que estuvieran en mis zapatos, lo mismo le diría a la gente que fuma, no sabe lo que es la asfixia, todo lo que afecte a los pulmones, yo sí lo tomaría en cuenta”.

Hasta la semana pasada, se estimaba que el número de personas recuperadas oscilaba en los 304,700 pacientes.

Más de 480 mil infectados

En México se acumularon 480,278 casos de contagios de Covid-19, así como 52,298 defunciones. En las últimas 24 horas se confirmaron 4,376 nuevos casos de contagios y 292 defunciones.

El director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés, refirió que de las 30,998 camas generales de hospitalización, 40% (12,547) están ocupadas; los estados con mayor ocupación son: Nayarit (72%), Nuevo León (69%) y Coahuila (62%).

Y de las 10,355 camas con ventilador para pacientes graves, 36% (3,708) se encontraban ocupadas; los estados con mayor ocupación: Colima (66%), Nuevo León (65%) y BC (48%). (Jorge Monroy)

maritza.perez@eleconomista.mx