La Mesa Directiva del Senado de la República busca eliminar a los intermediarios que le han hecho gastar más presupuesto, por lo que el otro año prevé ahorros al hacer tratos directos con las empresas o instituciones que prestan los servicios.

Los senadores exploran la posibilidad de quitar a las empresas de viajes, pues los boletos de avión les han salido más costosos por contratar a un mediador para hacer los trámites del servicio. Por ello quieren hacer los tratos directamente con las aerolíneas y tener disponibilidad de horarios para los viajes de último momento.

Además, la mesa directiva encabezada por Miguel Barbosa ha detectado que una universidad de México le dio gato por liebre, pues la contrató para que impartiera cursos a personal de la Cámara y la institución académica a su vez contrató a profesores que no eran de su plantilla para que dieran el curso. Con esto la universidad se quedó con la mayor parte del dinero del contrato otorgado por el Senado, sin ser la responsable del servicio.

La parte de gastos por viajes en avión ha sido una constante crítica para la Cámara alta, sobre todo este año, tras haber pagado 2 millones 84,441 pesos por concepto de boletos de avión y viáticos de senadores, auxiliares legislativos y ponentes -en total, 17 personas- que viajaron a España para la conmemoración del centenario del natalicio de Octavio Paz.

Trece senadores acudieron a España, donde se presentaron varios eventos en memoria del poeta mexicano del 26 al 28 de mayo, pero los boletos de avión en clase de negocios tuvieron costos disparejos, pues mientras el viaje redondo de la petista Martha Palafox costó 89,554 pesos, el del panista José Rosas Aispuro costó 132,432 pesos, casi 43,000 pesos de diferencia.

La medida de austeridad se aunaría a otros mecanismos que este mes pusieron tanto la mesa directiva como la Junta de Coordinación Política que encabeza el coordinador del PRI, Emilio Gamboa, entre ellos el seguimiento especial al presupuesto por partida, capítulo y área generadora de gastos, el control de alimentos y regalos y la cancelación de vinos de honor y bocadillos.

[email protected]