El asilo político que le otorgó el gobierno federal al expresidente de Bolivia Evo Morales dividió opiniones entre los legisladores del Senado de la República.

Durante la discusión, la senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Alejandra Reynoso calificó de  “incongruentes” las decisiones del gobierno federal de bridar apoyo y protección a Morales, mientras que los índices de inseguridad en el país van en incremento.

“Bajo el argumento de la austeridad se eliminan programas y apoyos destacados para las y los mexicanos, pero no hay pretextos para brindar el apoyo a quien mediante argucias legales pretendió perpetuarse en el poder”, dijo la senadora.

 

Reynoso propuso realizar una consulta popular para preguntar a los ciudadanos si aceptan dar asilo político a “un dictador”.

La senadora de Morena Citlalli Hernández Mora pidió reconocer la capacidad del gobierno de México para considerar el derecho de asilo político de Evo Morales y lamentó las expresiones de la oposición de calificar a Evo Morales Ayma como un dictador y solicitó recapacitar sobre las condiciones en las que se están dando los hechos violentos en Bolivia.

La senadora Vanessa Rubio Márquez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo que el debate no debe basarse en la simpatía de proyectos o ideologías políticas, sino en preservar el derecho internacional y aseguró que quienes tengan la condición de asilo deben conducirse conforme Tratados Internacionales y abstenerse de opinar de asuntos políticos nacionales.

El coordinador parlamentario de Morena Ricardo Monreal Ávila dijo que dialogará con los integrantes de todas las bancadas para analizar la posibilidad de sostener una reunión formal con el expresidente de Bolivia en el Senado. El también presidente de la Junta de Coordinación Política subrayó que esta reunión sólo se concretará si la mayoría de la Cámara Alta así lo solicita.

kg