Con dos puestos vacantes en el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), las comisiones de Anticorrupción y Participación Ciudadana y de Justicia del Senado deberán analizar los expedientes de los 34 aspirantes registrados.

Apenas el 20 de marzo la Junta de Coordinación Política remitió a ambas comisiones los documentos presentados por los aspirantes a ocupar los espacios de Ximena Puente de la Mora y Areli Cano Guadiana, quienes recientemente concluyeron sus encargos.

En el primer caso, la expresidenta del INAI presentó su renuncia al pleno del Senado el 22 de marzo para ir por una diputación plurinominal con el PRI, luego de que la Cámara Alta rechazara un primer intento para dejar el cargo de consejera al tener inconsistencias en su carta de renuncia.

En el caso de Cano Guadiana, la vacante surte efectos el 31 de marzo, fecha de vencimiento del encargo en el INAI. De acuerdo con la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, el Senado debió iniciar el proceso de nombramiento 60 días antes de la conclusión del cargo.

Serán entonces las comisiones de Anticorrupción y Participación Ciudadana y de Justicia las que definan el formato y metodología para la evaluación de los aspirantes y tras su análisis, comunicarán a la Junta de Coordinación Política quiénes son los que reúnen los requisitos de elegibilidad.

La convocatoria contempló que organizaciones y universidades pudieran proponer aspirantes, siempre y cuando se presentara una carta firmada de respaldo a la postulación.

De acuerdo con la normativa, el Senado deberá realizar previo al nombramiento, una consulta a la sociedad y, a propuesta de los grupos parlamentarios, con el voto de las dos terceras partes de los legisladores presentes nombrar a los comisionados.