El Senado de la República analiza reformas que reglamentan las nuevas atribuciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en materia de investigaciones cuando se trate de violaciones graves a los derechos humanos.

Se establece la forma y tiempos de las indagatorias y se señala que se denunciará a los funcionarios públicos que no colaboren o las entorpezcan.

En entrevista el vicecoordinador del PRI en el Senado, Arturo Zamora, expuso que se trata de la iniciativa que expide la Ley Reglamentaria del Artículo 102, apartado B, párrafo 11, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de investigación de violaciones graves a los derechos humanos.

La CNDH podrá iniciar investigaciones de oficio, o a solicitud del Ejecutivo federal, el Senado, la Cámara de Diputados, Congresos estatales, gobernadores o del jefe de Gobierno del Distrito Federal. Las investigaciones podrán durar hasta seis meses y el ombudsman nacional podría determinar si se amplía el plazo , señaló.

Zamora Jiménez indicó que los servidores públicos estarán obligados a cumplir con los citatorios emitidos por la CNDH, mientras que los altos funcionarios de la Federación deberán informar por escrito.

También los funcionarios de este organismo encargados de investigaciones deberán observar una estricta confidencialidad sobre los expedientes como lo establecen el Artículo 6 constitucional y la Ley Federal de Transparencia.

Los investigadores de la CNDH podrán solicitar a las autoridades y servidores públicos todo tipo de documentos e información, incluso la que se considere reservada o confidencial, señaló.

La iniciativa que se analiza en las comisiones de Derechos Humanos y Estudios Legislativos indica que como parte de la naturaleza de la CNDH la resoluciones que emita no serán vinculatorias.

Es decir, que las consecuencias de su actuación sean de carácter político y no jurídico, lo que dota de fuerza a sus resoluciones es la opinión pública que sanciona con su aprobación o desaprobación la actuación de entes públicos sobre los que cae una recomendación, dijo.

Se argumenta en la iniciativa que de acuerdo con el nuevo texto constitucional la CNDH podrá, cuando lo juzgue conveniente, investigar hechos que constituyan violaciones graves a derechos humanos, facultad que antes de la reforma correspondía en exclusiva a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Se propone que sea el presidente de la comisión quien acuerde el inicio de la investigación, designe a un visitador general para que desarrolle los trabajos conforme a un plan de trabajo que debe ser aprobado por aquél. También deberán rendirse informes mensuales sobre los avances de la investigación.

El senador Arturo Zamora Jiménez,presentó la iniciativa de reforma a los artículos tres, seis, siete, 10, 18 y 46 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, con lo cual dicha instancia podrá investigar hechos que constituyan violaciones graves a los derechos humanos consagrados en la Constitución o en tratados internacionales de los que México sea parte.

Además solicitar a la Cámara de Senadores o en sus recesos a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión citar a comparecer a las autoridades o servidores públicos para que expliquen el motivo por el que se niega a aceptar una recomendación emitida por éste órgano.

mac