Por las nuevas reglas electorales, el Senado de la República distribuyó un oficio en el que pide al personal administrativo evitar, por cualquier motivo, el uso de los recursos públicos de la Cámara para apoyar o perjudicar a algún candidato o partido político en víspera de los comicios.

En consecuencia está prohibido promover nombres, imágenes, voces y símbolos que impliquen la promoción personal de cualquier servidor público.

"Cuando se determine la responsabilidad del sujeto infractor, la autoridad electoral resolutoria dará vista a las autoridades competentes para que, a su vez, se haga el deslinde de cualquier tipo de responsabilidades penales o administrativas".

A través del oficio número SGSA/LXII/028/15, el secretario general de Servicios Administrativos, Roberto Figueroa Martínez, pidió a los trabajadores abstenerse de asistir a actos políticos o mítines de apoyo a partidos, candidatos o precandidatos en días hábiles.

Lo anterior toda vez que con las nuevas reglas electorales los servidores públicos tienen castigos más severos por violar la ley.

La Ley General en Materia de Delitos Electorales aprobada el año pasado establece que los servidores públicos serán acreedores a una multa de 200 a 400 días de salario mínimo y prisión de dos a nueve años si coaccionan o amenazan a sus subordinados para que participen en eventos proselitistas de precampaña o campaña, para que voten o se abstengan de votar por un candidato, partido político o coalición.

También a quien condicione la prestación de un servicio público, el cumplimiento de programas gubernamentales, el otorgamiento de concesiones, permisos, licencias, autorizaciones, franquicias, exenciones o la realización de obras públicas, en el ámbito de su competencia, a la emisión del sufragio.

El mismo castigo será para quien utilice o permita la utilización, de manera ilegal de fondos, bienes o servicios que tenga a su disposición, en virtud de su cargo, al apoyo o al perjuicio de algún contendiente.

[email protected]