El pleno del Senado de la República exhortó a los 31 gobernadores y al jefe del Gobierno del Distrito Federal a presentar ante esa soberanía informes detallados de la situación de las haciendas públicas a su cargo.

En el punto de acuerdo que impulsa el senador panista Jorge Luis Preciado se refiere que los mandatarios deberán poner énfasis en la sostenibilidad financiera de los endeudamientos contratados y los efectos de mediano y largo plazos en el bienestar de la población .

Se hace hincapié que en estados como Chihuahua, Coahuila, Michoacán y Nuevo León la situación financiera es sumamente preocupante por el dispendio y la opacidad en el manejo de los recursos, al haber adquirido deuda para financiar gasto corriente.

Por ese motivo también se conminó a los congresos de los 31 estados y a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) a establecer mecanismos de transparencia y rendición de cuentas.

De igual forma, a instruir a los órganos de fiscalización a su cargo aplicar auditorías sobre la situación financiera de las haciendas públicas de las entidades y la capital del país.

La propuesta generó irritación entre la bancada priista cuando Preciado hizo alusión a los presuntos malos manejos financieros en los gobiernos estatales administrados por el partido tricolor.

Los priistas Omar Fayad y Arturo Zamora dejaron claro que el Revolucionario Institucional no se opone a la transparencia y cuestionaron el incremento, a su decir desmesurado, de la deuda del país por el gobierno federal.

En su oportunidad el también priista Alejandro Tello Cristerna calificó de temerario que se pretenda responsabilizar a los actuales gobernadores emanados de su partido de las malas finanzas en algunas entidades federativas.

En el documento se plantea que el endeudamiento irresponsable de los gobiernos es injusto, aunque reconoce que gracias al manejo responsable del gobierno federal no está en riesgo la estabilidad macroeconómica.

apr