Javier Tapia, director General de la Quinta Visitaduría de la CNDH, afirmó que hay 81% de impunidad en los casos de homicidios y desapariciones de periodistas, así como en los atentados a medios de comunicación.

Lo anterior lo declaró este jueves en el Senado de la República, donde se instaló la comisión especial para dar seguimiento a las agresiones de periodistas y medios de comunicación.

Comentó ante legisladores que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha registrado desde el año 2000, 82 homicidios de periodistas, 18 desapariciones y 33 atentados a medios de comunicación.

Según informes recibidos en la CNDH, sólo 19% de esos 133 casos se han consignado ante la autoridad jurisdiccional y solamente en 7% de ellos, un juez ha dictado una sentencia condenatoria , agregó.

Las cifras, dijo, dan fe de un índice de impunidad del 81% que incrementaría si se tomaran en cuenta las averiguaciones que no son consignadas.

Argumentó que en México, el periodismo es una profesión de alto riesgo y muestra de ello es que desde el año 1999 a la fecha se contabilizan 843 expedientes relacionados con agresiones a periodistas y en los que resalta la vulneración a sus derechos humanos, seguridad jurídica, libertad, legalidad, integridad y seguridad personal, así como a la propiedad y posesión.

La CNDH, prosiguió, ha emitido 71 medidas cautelares para salvaguardar la integridad de los comunicadores desde el 2005.

El senador del PT, Marco Antonio Blásquez, y presidente de la nueva comisión especial en la Cámara Alta recordó que en 2012 hubo 10 periodistas asesinados, se reportaron dos desaparecidos y 27 agredidos, así como 11 agresiones a medios, con lo que México ocupa el tercer lugar mundial en asesinatos de comunicadores, después de Siria y Somalia.

Destacó que en el sexenio de Felipe Calderón, el número de periodistas asesinados fue de 127, mientras que en el de Vicente Fox fue de 66.

Por su parte, Teodoro Rentería, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, dijo que del 2000 al 2012 tiene conocimiento de 119 asesinatos, 101 periodistas, 10 trabajadores de prensa, seis familiares y dos amigos de comunicadores.

Fue a partir del 10 de julio de 2003 cuando por primera vez un periodista fue desaparecido, fueron 22, cuatro han sido encontrados muertos, por lo que quedan todavía 18 en esa incertidumbre de su paradero y hemos platicado, la impunidad es lo que nos agobia, la vergonzante impunidad , enfatizó.

En su oportunidad, el senador Jesús Casillas (PRI) precisó que la organización Reporteros sin Fronteras clasifica a México como un país con ituación difícil para la libertad de expresión y ejercicio del periodismo.

En el reporte que dicha organización elaboró en el año 2011, nuestro país quedó en la posición 149 de 179 países objetos a examen. Representantes de los organismos no gubernamentales coinciden en que el gobierno en sus tres niveles, no ha ofrecido las condiciones necesarias para garantizar la seguridad de quienes ejercen el periodismo , lanzó.

Declaró que no se cuenta con una policía investigadora que favorezca el esclarecimiento de los casos denunciados.

Por su parte, el coordinador de los senadores del PAN, Ernesto Cordero, afirmó que el trabajo del senador no sólo es legislar sino dar seguimiento a los programas de gobierno, a las políticas públicas y también prevenir y evitar que las agresiones a periodistas se den.

Mientras que el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, pidió a las autoridades correspondientes esclarecer los atentados, agresiones, intimidaciones, desapariciones y asesinatos de periodistas.

Los informadores se encuentran en la primera línea de fuego, convirtiéndolos en un grupo vulnerable por la actividad que realizan , expresó.

[email protected]