Después de un año de negociaciones, el Senado de la República destrabó la reforma política del Distrito Federal para otorgarle autonomía a la capital, conformarla por alcaldías y darle su primera Constitución Política. El dictamen será abordado por el Pleno de la Cámara alta este lunes, último día del periodo ordinario de sesiones.

En comisiones del Senado habían distribuido un dictamen en el que se pretendía que la Asamblea Legislativa del DF electa para el periodo 2015-2018 tuviera la facultad de Asamblea Constituyente, es decir, que fuera la encargada de aprobar la primera Constitución de la Ciudad de México; sin embargo, después de horas de negociaciones se acordaron cinco cambios al dictamen, entre ellos formar dos asambleas, una legislativa y otra constituyente.

La Legislativa tendrá las funciones actuales, es decir, de aprobación de reformas, entre otras facultades, y la Constituyente será la encargada de aprobar la Constitución de la capital, documento que deberá proponer el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México o los mismos constituyentes.

El dictamen acordado establece que las alcaldías tendrán acceso a los recursos de los fondos y ramos federales, en los términos que se prevea en la Ley de Coordinación Fiscal.

Precisa que el gobierno de las demarcaciones territoriales estará a cargo de alcaldías que son órganos político-administrativos que se integran por un alcalde y por un concejo, electos para un periodo de tres años.

Además se establece que la Ciudad de México es una entidad federativa que goza de autonomía en todo lo concerniente a su régimen interior y a su organización política y administrativa.

El gobierno de la Ciudad de México está a cargo de sus poderes locales, en los términos establecidos en la Constitución Política de la Ciudad de México, la cual se ajustará a lo dispuesto en la presente Constitución y a las bases siguientes: la Ciudad de México adoptará para su régimen interior la forma de gobierno republicano, representativo, democrático y laico", precisa

El poder público de la Ciudad de México se dividirá para su ejercicio en Legislativo, Ejecutivo y Judicial. No podrán reunirse dos o más de estos poderes en una sola persona o corporación ni depositarse el Legislativo en un solo individuo , agrega.

Al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México le corresponderá la dirección de las instituciones de seguridad pública de la entidad, tendrá a su cargo la administración pública de la entidad y no podrá durar en su encargo más de seis años.

Las comisiones destrabaron y votaron por unanimidad el dictamen alrededor de las 11 de la noche de este domingo con el objetivo de que pasara a primera lectura en la sesión del Pleno para que este lunes se discuta y se vote.

Al tratarse de una reforma constitucional se requiere que el Pleno conozca del dictamen en dos sesiones diferentes, una de primera lectura y otra de discusión y votación.

[email protected]

mfh