La Comisión de Seguridad Social en el Senado de la República aprobó, por unanimidad, el dictamen que reforma la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores para que se otorgue una pensión a los mayores de 65 años.

Dicho dictamen responde a la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto de ampliar el Programa 70 y más operado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

La propuesta que debe pasar a la votación del Pleno incluye que el monto mensual del apoyo tenga como tope el equivalente a un salario mínimo general que rija en el Distrito Federal y como mínimo el 50% de dicha remuneración.

El apoyo se otorgaría a personas que no tengan otros ingresos económicos o que reciban el pago de una pensión o jubilación, cuya cuantía mensual sea menor o igual a un salario mínimo.

En el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, el programa 70 y más se cambió a Pensión para Adultos Mayores y para ello se solicitan 26,000 millones 944,706 pesos.

Los legisladores avalaron un artículo transitorio para que la Sedesol continúe operando el Programa 70 y Más hasta la conclusión del ejercicio fiscal en que entren en vigor las modificaciones.

El aval al dictamen se dio luego de que en el 2010 había 7.1 millones de mexicanos mayores de 65 años de edad y sólo dos de cada 10 podían solventar sus gastos y los ochos restantes vivían en situación de pobreza .

Durante la comisión que preside el senador Fernando Mayans Canabal, se expuso que en México es necesario que se deje de ver la pensión de adultos mayores como como una dádiva del gobierno en turno o moneda de cambio con fines electoreros.

Se resaltó que no se ha podido eliminar la pobreza en la tercera edad porque los sistemas vigentes de seguridad social han fracasado.

[email protected]