El Senado alista la regulación de plataformas de servicio de transporte privado como Cabify y Uber. La iniciativa presentada por el senador Jesús Santana, en octubre de 2017, pide modificar el artículo 76 tercero de la Ley Federal de Protección al Consumidor para poner en la legislación a estas empresas tecnológicas y su responsabilidad en el servicio que prestan.

El proyecto propone que los contratos de adhesión de estas empresas sean registrados ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y exista un registro de prestadores del servicio, tanto choferes como de dueños de las unidades, que se actualice bimestralmente.

A la par, contempla que las plataformas que brindan el servicio sean “solidariamente responsables” en caso de accidente, incidente o situaciones como la de Mara Castillo, quien estuvo ocho días desaparecida luego de abordar una unidad de Cabify en Puebla y murió por estrangulamiento y golpes severos tras sufrir abuso sexual.

La iniciativa se discutió en la Comisión de Comercio y Fomento Industrial, sin embargo, el Partido Revolucionario Institucional, en voz del senador poblano Ricardo Urzúa, pidió retirar el punto de la orden del día para revisar la redacción y cabildear la propuesta en su grupo parlamentario, por lo que la discusión se postergó hasta la próxima semana.

También, quien mostró mayores reservas a la iniciativa fue el panista Francisco Búrquez. El legislador excusó que la medida podía desincentivar al sector de los emprendedores.

 “Es una redacción muy peligrosa porque cambia el modelo de estas plataformas (…) si las obligamos a que sean responsables y oferentes al 100%, estaremos cambiando su modelo de negocio. Haremos que, en el futuro, no Uber, ni Cabify y opciones de transporte, sino que todas las plataformas que están brindando nuevas alternativas a los consumidores, y por su demanda mucho más valiosas, mucho más seguras a las existentes, pues estaremos impidiendo que México se suba al tren de la modernidad”, argumentó.

Por su parte, el senador Santana recalcó que la importancia de la regulación, a la que se adhirieron 18 legisladores más, es que estas plataformas prestan servicio en el país al margen de la legislación mexicana y la situación de inseguridad en el país hacen necesario el debate y una posterior reglamentación en la materia.

"No estoy en contra de las plataformas, creo que el papel del Estado y de nosotros los legisladores es la protección del consumidor y de la ciudadanía (…) Quiero pedirles compañeros senadores, no es un tema menor, que no quede en la congeladora, que digan ya no se dio y que empiecen a cabildear algunas empresas, a buscarlos para que no se de esta pequeña iniciativa”, insistió.

erp