El pleno del Senado aprobó con 70 votos de Morena, PES, PT, PVEM y PRD y 26 en contra del PAN, PRI y MC y cuatro abstenciones, la minuta que reforma la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, Ley de Navegación y Comercio Marítimos y la Ley de Puertos, para ampliar las atribuciones de la Secretaría de Marina.

La modificación implica que la dependencia ejercerá la autoridad marítima nacional, no sólo en las zonas marinas mexicanas, sino también en costas, puertos, recintos portuarios, terminales marinas, instalaciones portuarias nacionales y en aguas nacionales donde se realicen actividades de su competencia.

El decreto, que entrará en vigor seis meses después de su promulgación, fue remitido al Ejecutivo federal.

Al fundamentar el dictamen ante el pleno, Eruviel Ávila (PRI), presidente de la Comisión de Marina, quien votó a favor, destacó que de acuerdo con la última encuesta nacional de victimización y percepción sobre seguridad elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 90% de los mexicanos identifica a la Secretaría de Marina (Semar) como la institución que más confianza le inspira.

La enmienda no viola el artículo 129 de la Constitución, por lo que no es inconstitucional como se arguye, aseguró.

El cambio legal tiene como objeto la migración de ciertas atribuciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a la Semar en su carácter de dependencia del Ejecutivo federal, precisó, al aclarar que las nuevas tareas las ejercerá la Semar, no la Armada de México.

La Semar es una secretaría de Estado que despacha asuntos administrativos, explicó.

Mientras que la Armada de México es una institución militar de carácter permanente que cuenta con su propia Ley Orgánica y su misión es emplear el poder naval de la Federación para la defensa exterior y además contribuir a la seguridad interior del país, enfatizó el senador priista.

rolando.ramos@eleconomista.mx