El Gobierno de la Ciudad de México informó que la próxima semana, aun cuando seguirá el semáforo naranja, se abrirán más actividades, con ciertas restricciones.

Sobre las razones por las cuales seguirá por séptima semana en este color, la mandataria detalló que esto se debe a que no han incrementado los casos por Covid-19, además de que tanto población como empresariado han mostrado un comportamiento responsable. 

La mandataria capitalina detalló que para esta etapa ya podrán iniciar operaciones más actividades, por ejemplo, para el 10 de agosto está considerado que funcionen nuevamente las albercas techadas; para el día 11, museos con 30% de aforo; para el 12, cines también con 30% de aforo. Los gimnasios permanecerán cerrados.

Además se abre la posibilidad para que bares, salones de fiestas y cantinas puedan reconvertir sus negocios a restaurantes. La medida es temporal hasta que la urbe esté en semáforo verde y para ello los establecimientos deberán registrarse en la página: covid19.cdmx.gob.mx/medidassanitarias.

Aquellos restaurantes reconvertidos podrán tener hasta 40% de aforo y podrán usar música ambiental a un nivel bajo.

Las medidas anunciadas hoy incluyen ampliar una hora los horarios de todos los comercios en la Ciudad de México, que actualmente es de 11 de la mañana a 5 de la tarde. Ahora se abrirá a las 10 de la mañana y se cerrará a la misma hora.

La jefa de Gobierno Indicó que hay una disminución lenta, "pero disminución", de hospitalizaciones y de resultados positivos en las pruebas realizadas a los habitantes capitalinos.

Explicó que el jueves hubo una reducción en ocupación de camas en toda la ciudad y en la zona metropolitana.