El presidente, Andrés Manuel López Obrador, se reunió durante su conferencia matutina con el gobernador de Michoacán.

El gobernador, Silvano Aureoles, dijo que la controversia constitucional que interpuso en contra del decreto presidencial por el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad es para que se delimiten sus alcances.

Puntualizó que no se trata de un recurso contra el presidente de la República o del Ejército. Como parte de la gira del mandatario López Obrador, el gobernador dijo que las Fuerzas Armadas siempre tendrán su reconocimiento, porque Michoacán es un ejemplo de que se ha levantado gracias al apoyo de Marina y la Sedena.

Otros temas que abordó Silvano Aureoles fueron los de seguridad pública y cómo han afrontado la pandemia de coronavirus. Reconoció la "difícil situación" en materia de homicidios en el estado, con un alza desde el 2014. 

En láminas presentadas en la conferencia se observó que la tasa de homicidios de Michoacán está en 57.08, cuando la media nacional es de 39.43. Puntualizó que hay un esfuerzo importante en materia de seguridad en coordinación con instituciones federales, tras reconocer que es una entidad afectada por el crimen organizado.

Silvano Aureoles refirió, respecto de la atención por el Covid-19, que si bien recibieron un sistema de salud "destrozado", hay una ocupación actual de 50% en las camas en la etapa crítica de la pandemia.

Cuestionado sobre la controversia, López Obrador respondió que ellos defenderán que se consolide la Guardia Nacional para garantizar la paz en el país y que será la Corte la que resuelva.