Ciudad Juárez, Chih. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se pronunció aquí en favor de un cambio en la política de drogas en el país, en la que haya una descriminalización efectiva de los consumidores de la mariguana, mediante una modificación a las dosis mínimas permitidas de posesión y transporte para uso personal.

Al inaugurar con el tema Ética y Derechos Humanos el segundo Foro Nacional de Debate sobre el Uso de la Mariguana, Osorio Chong dijo que las políticas de drogas en el mundo durante los últimos 30 años no han sido suficientes ni satisfactorias, pues hasta ahora han girado en torno de un enfoque punitivo, y se requiere incorporar decididamente una perspectiva de salud pública, prevención y de derechos humanos.

Se trata, dijo, de que haya normas que rijan la conducta de las personas y de la sociedad, y por otro lado, a la dignidad humana y el libre desarrollo de la personalidad.

Y para ello, un paso importante en el que debemos profundizar es la descriminalización efectiva de los consumidores. Porque si bien desde 1994 el consumo dejó de estar tipificado como delito penal, esta medida debe ser consistente con aquellas en materia de su posesión y transporte para uso personal.

Se trata de pasar de la persecución de los usuarios, a la detención de los delincuentes que lucran con la salud y el porvenir de niños y jóvenes , comentó. Dijo que México debe contar con una legislación clara que no dé lugar a interpretaciones erróneas .

Luego, en conferencia de prensa, abrió el debate sobre la posibilidad de modificar los mínimos permitidos para el consumo de la mariguana, ya que dichos límites han propiciado el aumento en la población penitenciaria.

Existen vacíos legales que permiten la interpretación de la ley y la criminalización de los consumidores. (...) Por ejemplo, mientras que la Ley General de Salud sólo permite medio gramo de cocaína, diferentes estudios muestran que la dosis mínima de la venta es de un gramo. Lo mismo sucede con la mariguana, que permite un máximo de cinco gramos, mientras que a nivel internacional el referente es de hasta 28 gramos. Y entonces nos pasamos a la población penitenciaria. El 60% de los internos en Ceferesos están sentenciados por delitos contra la salud , comentó.

Por su parte, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, dijo que cualquier regulación debe velar sobre el Artículo 1 de la Constitución. Ninguna política pública puede mantenerse al margen de esta perspectiva hoy en día y, por el contrario, es un imperativo que todos los ámbitos de la actividad del Estado y las acciones públicas aplicables a los mismos sean revisadas y, en su caso, reformuladas, a la luz de los derechos humanos , refirió.

Añadió que la política de drogas del país debe salvaguardar puntos esenciales como la prevención del consumo en niños y adolescentes, así como garantizar sistemas de salud pública para que las nuevas políticas que se definan puedan ser operativas y realmente vigentes.

[email protected]