El gobierno de la República reafirmó su compromiso para disminuir de manera integral los índices de violencia y delincuencia en Michoacán, con soluciones sustentables enfocadas en atender este problema desde sus causas.

La Secretaría de Gobernación (Segob) dio a conocer que, por ello, a través de la subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana, en 2014 destinó 24.6 millones de pesos, 3.8 por ciento más que en 2013, a combatir la incidencia delictiva en 75 colonias del municipio de Uruapan, mediante acciones de prevención social.

Segob, indicó que este trabajo se llevó a cabo en coordinación con los gobiernos del estado de Michoacán y de Uruapan, en el marco del Plan Michoacán Juntos lo Vamos a Lograr y del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia.

La dependencia explicó que los recursos fueron invertidos en diferentes acciones, con el objetivo de fortalecer los lazos de confianza entre la ciudadanía y promover la acción colectiva para generar entornos de paz.

Además, para atender a las poblaciones que por sus circunstancias sociales son más vulnerables ante la violencia y la delincuencia, y fomentar la confianza y el trabajo conjunto entre ciudadanía y gobierno.

La Segob sostuvo que entre los programas de más impacto destacan el de Capacitación en Oficios no Tradicionales para el Autoempleo; el de Capacitación a la Ciudadanía en Técnicas de Mediación Comunitaria; el de Apoyo Psicológico para la Prevención Social, así como la Conformación de Coro y Orquesta de Guitarras Juvenil.

Añadió que el Plan Michoacán y el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia responden a la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto, de trabajar de manera coordinada y transversal para brindar más oportunidades de desarrollo y mejores condiciones de vida para los michoacanos.

rarl