La Secretaría de Gobernación (Segob) informó que fueron autorizados 115 millones de pesos del Fonden, a través de la figura de "Apoyos parciales inmediatos" para Nuevo León, con el fin de solventar la crisis provocada por el huracán Alex.

En un comunicado precisó que esa cantidad servirá para efectuar los trabajos y acciones más urgentes de los sectores carretero, urbano, hidráulico, de salud y vivienda de los municipios afectados por las lluvias del 1 de julio, así como para proteger a la población.

En este sentido, conforme se identifiquen más acciones de carácter prioritario en los sectores afectados, se seguirán autorizando recursos bajo la figura de "Apoyos parciales inmediatos" del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

En paralelo, anunció que continúan los trabajos de evaluación y cuantificación de los daños por todos los sectores conformados en la sesión de instalación del Comité de Evaluación de Daños del fondo, celebrada el 5 de julio.

La Segob explicó que de esta forma, una vez que las instancias federales y estatales responsables de cada sector afectado concluyan con los trabajos de evaluación y cuantificación, se autorizará la totalidad de los recursos necesarios para la recuperación y reconstrucción definitiva de los daños sufridos.

La dependencia destacó que con estas acciones se cumple el compromiso de la administración federal de actuar de manera inmediata, transparente y eficaz, a fin de brindar el apoyo necesario a la población y lograr restablecer la normalidad en las zonas afectadas.

apr