Ante las críticas que recibió la semana pasada por su campaña “Cuenta hasta 10”, la Secretaría de Gobernación (Segob) añadió una nueva campaña de difusión para llamar a evitar la violencia intrafamiliar, particularmente hacia mujeres y niños.

La semana pasada diversas organizaciones de mujeres criticaron al gobierno federal por su campaña de prevención de las violencias hacia las mujeres a través de spots y carteles en los que se pide a las familias que antes de que la violencia se apodere de ellos, cuenten hasta 10 y saquen la bandera de la paz. En los spots, incluso, se puede ver a una mujer enfurecida contando hasta 10.

La Secretaría de Gobernación decidió mantener estos spots y carteles, pero este miércoles anunció nuevos mensajes que serán difundidos a partir de hoy en canales de radio, televisión e impresos.

En los nuevos mensajes se muestran mensajes como: “invadir tu intimidad es violencia #NoEstásSola. Estamos para apoyarte. Llama al 911”; “La violencia no es normal, no se justifica, no es tu culpa”; “Nadie debe ejercer ni vivir violencia”; “Te escuchamos, te creemos y te apoyamos. #NoEstásSola. Estamos para apoyarte. Llama al 911”. La Segob afirmó que no modificó su campaña inicial, sino que la completó con los mensajes dados a conocer este día.

Reconoce que la violencia contra las mujeres es un problema estructural

Este miércoles, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, encabezó la videoreunión “Los Centros de Justicia para Mujeres frente al Covid-19. Experiencias y retos”.

La funcionaria dijo que uno de los grandes retos de sociedad y gobierno es hacerles ver a las mujeres que pueden vivir libres de violencias, y para ello es necesario la participación conjunta con ellas, el Estado, medios de comunicación, organizaciones sociales y personas expertas.

Durante el encuentro organizado por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), Sánchez Cordero dijo: “sepan ustedes que ¡No están solas! Estamos trabajando siempre juntas para escucharlas. Solo con la mirada crítica y la retroalimentación y el acompañamiento de las organizaciones de la sociedad civil, las personas expertas de la academia y de los organismos internacionales, es que podremos enfrentar y combatir esta otra pandemia que lleva muchos años, muchas décadas, yo me atrevería a decir siglos”.

En el encuentro en el que participaron directoras de Centros de Justica para las Mujeres, y representantes de fiscalías estatales, la titular de Gobernación admitió que la violencia contra las mujeres es un problema estructural, persistente en la sociedad, y desde la dependencia que encabeza se ha tomado la responsabilidad de prevenirla, atenderla, sancionarla y erradicarla con todas las herramientas que estén al alcance.

“Para ello se crean estos centros, que son una de las respuestas institucionales del Estado mexicano de mayor importancia para mejorar el acceso a estas víctimas de violencia a la justicia. Solo como una misión de Estado es que lograremos nuestra convicción de que no haya ninguna mujer y ninguna niña violentada por motivos de género o cualquier otro”, destacó.

Reconoció que se requiere fortalecer las capacidades institucionales de los Centros de Justicia para las Mujeres, para brindar servicios de calidad, no sólo cuantitativos, por lo que es importante escuchar inquietudes, propuestas y experiencias de quienes están en la primera línea para conocer mejor las problemáticas de los centros, sobre todo en el contexto de la pandemia por el Covid-19.

“Es grato tener un diálogo con ustedes, porque operan en la primera línea, los servicios integrales de atención a mujeres y niñas víctimas de violencia en los Centros de Justicia y tienen un conocimiento de primera mano y muy práctico de la realidad que se vive en México, tienen también un diagnóstico certero del termómetro que se vive en materia de desigualdad de género en nuestro país”, puntualizó.

Olga Sánchez Cordero sostuvo que es de interés tener a nivel municipal alternativas para que las mujeres puedan acudir y tengan acceso a la justicia en contra de estas violencias que sufren.

“Es importantísimo que se pueda implementar esta política en los tres niveles de gobierno, en todas las instituciones del Estado y en el sistema de impartición y procuración de justicia”, enfatizó.

Coincidió con las participantes en que sigue pendiente la erradicación de la violencia contra las mujeres y la participación de los varones en el tema de cuidados en el hogar, además de que se necesita trabajar con las comunidades en la no normalización de las violencias; concientizar a los hombres de las agresiones que ejercen tanto física como psicológica; la homologación y organización de los actores en línea; expedición órdenes de protección de parte de los juzgadores: en que deben ser los agresores los que salgan de sus casas y no las víctimas; y dar terapias.

Finalmente, felicitó a las presentes por su labor al frente de los Centros de Justicia para las Mujeres, que continúan con la mitad del personal en el lugar y el resto vía remota desde sus casas, donde atienden y canalizan a mujeres con o sin hijas e hijos que lo necesitan, además de capacitarse en línea, y coordinarse con el poder Judicial y la línea de ayuda 911.

[email protected]