La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) apoyó con 10,000 despensas e igual número de cobertores y de litros de agua a los damnificados en Tamaulipas por el paso de la tormenta tropical Arlene.

El encargado de la delegación de la Sedesol en el estado, Humberto Reynoso Ríos, explicó en un comunicado que además se han dispuesto cuadrillas de personal para hacer recorridos de manera conjunta con las autoridades de Protección Civil, sobre todo en la zona sur de la entidad, a fin de detectar y atender a las familias damnificadas.

Reynoso Ríos aseguró que la delegación a su cargo cuenta con los apoyos emergentes necesarios para atender a quienes requieran el auxilio de la autoridad.

Hemos estado muy al pendiente de la trayectoria de la tormenta Arlene; desde que se registraron las primeras lluvias en Tamaulipas tuvimos contacto con los alcaldes de Tampico, Madero y Altamira para coordinar acciones y delinear una estrategia que nos permita actuar lo más rápido posible en caso de una contingencia , mencionó.

El funcionario dijo que al memento el reporte de afectaciones indica que los municipios de la zona conurbada a Ciudad Victoria y de la frontera norte son los de mayor conflicto, por lo que ya están en contacto no sólo con las autoridades estatales sino también con las municipales para proveer los apoyos necesarios.

Hay que estar preparados, pero sobre todo bien coordinados para poder ser efectivos al momento de brindar ayuda a quien más lo necesita , estableció.

EISS