Heliodoro Carlos Díaz Aguirre, subdelegado federal de Desarrollo Social y Humano en Oaxaca, fue destituido del cargo dos días después de ocasionar un accidente automovilístico en aquella ciudad al conducir en estado de ebriedad y de reversa una camioneta Jeep color negro que incrustó en la pared de un taller mecánico, provocando lesiones a una pareja que iba en una motocicleta y daños materiales a dos taxis.

No es la primera vez que el hijo del político oaxaqueño Heliodoro Díaz Escárraga se involucra en un escándalo: en diciembre del 2014, cuando se desempeñaba como subdirector jurídico corporativo de Liconsa, su padre, entonces coordinador de Delegaciones de la Zona Sur del Infonavit, mostró en redes sociales que presuntamente le había regalado de Navidad un automóvil Porsche Cayman, color amarillo, valuado en casi 2 millones de pesos.

Aunque, Díaz Escárraga arguyó entonces que el mensaje: Que bien que Santa Claus te llevo mi regalo mijo. Cuidalo eh (sic) , que publicó en su perfil de Facebook y acompañó con una fotografía de su vástago Heliodoro Carlos al volante del Porche amarillo, fue una broma anticipada por el Día de los Santos Inocentes. Ambos funcionarios públicos renunciaron a sus respectivos cargos días después del hecho.

A través de un comunicado oficial se informó que Luis Enrique Miranda Nava, secretario de Desarrollo Social, instruyó de manera directa la destitución de Díaz Aguirre.

Esta medida procedió debido a los lamentables acontecimientos en los que se vio involucrado y de los cuales dieron cuenta diversos medios de comunicación , acotó.