El presidente Felipe Calderón se reunió por separado en Los Pinos con los gobernadores de Durango, Michoacán y Baja California, a quienes reiteró la importancia de modernizar a los cuerpos policiacos estatales y municipales para combatir con mayor eficacia al crimen organizado.

Durante su plática con el gobernador de Durango, Jorge Herrera, el Primer Mandatario ofreció el apoyo federal en torno a las investigaciones de las fosas clandestinas encontradas en días recientes en la entidad.

El Presidente señaló que para abatir los delitos del fuero común y elevar la seguridad de los ciudadanos en Durango es fundamental avanzar con mayor profundidad en la depuración, profesionalización y equipamiento de la policía estatal y corporaciones municipales , detalló un comunicado de la Presidencia de la República.

La institución informó sobre el encuentro del Jefe del Ejecutivo con los mandatarios estatales a través de comunicados que exponen información similar.

Mientras que Calderón y el gobernador de Michoacán (de extracción perredista), Leonel Godoy, coincidieron en que es necesario fortalecer la colaboración para cerrar la puerta a la impunidad .

Por su parte, el mandatario de Baja California expuso los planes de desarrollo en la entidad y reconoció la labor del Gobierno Federal en la lucha contra la delincuencia organizada.

Durante los tres encuentros, explicó la Presidencia, estuvo presente el secretario de Gobernación, Francisco Blake.

[email protected]

APR