En el primer semestre del 2019 se registraron 17,198 homicidios en México, de acuerdo con datos preliminares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Lo anterior significó una disminución de 3.23% en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando fueron reportados 17,772 casos, detalló al dar a conocer este martes la estadística.

El Inegi señaló que en nuestro país son cometidos 14 homicidios por cada 100,000 habitantes, es decir, una tasa igual a la registrada en 2018 para el mismo periodo.

De acuerdo con los datos de defunciones contabilizadas a partir de los registros administrativos de defunciones accidentales y violentas -generados por cada entidad-, 15,391 casos correspondieron a hombres, 1,774 fueron de mujeres y 33 no está especificado.

Refirió que el mayor número de muertes ocurrió por "agresión con disparo de otras armas de fuego y las no especificadas", al sumar 12,021 casos en el periodo de referencia.

Le siguieron las agresiones con objeto cortante, con 1,816; agresión por medios no especificados (1,467); por ahorcamiento, estrangulamiento y sofocación (1,132) y con disparo de arma corta (293).

Las cifras son recopiladas de fuentes informantes que tuvieron al menos un registro de homicidio corresponden a 188 Oficialías del Registro Civil, a 104 Servicios Médicos Forenses y a 206 Agencias del Ministerio Público, explicó.

Acotó que los homicidios forman parte de las defunciones accidentales y violentas, cuya clasificación se determina con base en las afecciones y lesiones (causas), la presunción del tipo de defunción y el motivo de la lesión, registrados en el certificado de defunción.

Las primeras dos son fundamentales para distinguir entre un presunto homicidio, un presunto accidente o un presunto suicidio, aunque en algunos casos el certificante carece de elementos suficientes para identificar la intencionalidad del hecho ocurrido.

erp