La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) argumentó que sus elementos aplicaron debidamente el protocolo de uso de la fuerza para repeler una agresión con armas de fuego en Tepochica, Guerrero, enfrentamiento en el que un militar y 14 presuntos delincuentes murieron.

Mediante un comunicado, detalló que a las 4:45 de la tarde del martes, personal militar adscrito a la 35 Zona Militar, de Chilpancingo, Guerrero, se desplegaba en un vehículo por Tepochica, cerca de Iguala, cuando se encontró de frente a un convoy de tres camionetas con civiles que iniciaron la agresión con disparos de arma de fuego.

La Sedena explicó que los cuerpos de los 14 presuntos delincuentes que fallecieron mantienen calidad de desconocidos.

Los atacantes utilizaron 13 armas largas, seis fusiles AK-47, seis fusiles AR-15 y un fusil Galil; seis armas cortas, cinco pistolas y un revólver, además de una granada de mano y diversas municiones y cargadores. Cabe destacar que un número indeterminado de agresores armados logró huir a pie del lugar de los hechos.

Durante el enfrentamiento, un militar resultó herido, y posteriormente fue trasladado al Hospital General Jorge Soberón Acevedo, en Iguala, donde falleció a causa de las lesiones recibidas, expuso la dependencia.

“El militar fallecido se desempeñaba como tirador y elemento de seguridad del primer vehículo. Su función principal era proteger a sus compañeros de armas y permitir que adoptaran un dispositivo de seguridad, poniendo de manifiesto con este hecho su valor, lealtad institucional, celo profesional y entereza”, refirió la Sedena.

Por su parte, el mandatario Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a la paz.

“No queremos enfrentamientos; no queremos la violencia. Vuelvo a hacer un llamado para que se abandonen las armas. No queremos que con la violencia se resuelvan los problemas”, dijo.

Continúa la violencia

En menos de 24 horas se registraron al menos nueve ejecuciones en diversos puntos del estado de Tamaulipas.

Elementos de la Guardia Nacional fueron atacados el martes, mientras realizaban un recorrido, por un comando armado integrado por miembros del Cártel del Noreste. El conflicto dejó un saldo de cuatro sicarios abatidos, según reportes extraoficiales.

Los elementos castrenses realizaban reconocimientos terrestres cuando fueron atacados por los sicarios.

Asimismo, una mujer reportada como desaparecida fue localizada sin vida y envuelta en una sábana en Matamoros. Las autoridades señalan que el cuerpo de la víctima tenía signos de tortura.

Por otra parte, en un paraje del municipio de Huimanguillo (en el occidente del estado de Tabasco) fueron hallados este miércoles los cuerpos de cuatro hombres ejecutados, quienes estaban atados de manos. Cerca de ellos se ubicó una camioneta, de acuerdo con reportes de medios locales.

La Policía municipal acudió a la comunidad de El Chinal, tras un reporte de habitantes sobre el sonido de detonaciones. Al llegar al sitio encontraron cadáveres.